“Las ventas y la mercadotecnia son palabras sucias para muchos transformadores y emprendedores sociales”

Todos hemos experimentado una gran cantidad de mercadotecnia poco ética, manipulativa y repulsiva. Yo sé que la he experimentado porque está en todos lados y no puedes evadirla sin importar qué hagas.

No es sorpresa para nadie que las ventas y la mercadotecnia pueden ser, algunas veces, un gran desafío para los que se preocupan mucho por la autenticidad, integridad, hacer una diferencia y cultivar únicamente relaciones ganar-ganar.

Puede haber una parte de ti que simplemente desea no tener que hacer ventas o mercadotecnia. Después de todo, ¿no sería genial si la calidad de tu trabajo y la de tus credenciales fueran suficientes para atraer a todos los clientes que deseas?
La mercadotecnia era como sacarse un diente para mí. Sabía que tenía que hacerlo, pero siempre lo posponía. Requería una increíble disciplina para hacerlo. Tenía que calendarizar y pedir que alguien me mantuviera en tiempos. Hacía lo mínimo para sobrevivir.

Sin embargo, eventualmente acepté la verdad que el éxito de mi carrera dependía de mi voluntad para aceptar a las ventas y la mercadotecnia. Y esto es verdad también para ti.

Es verdad aunque seas un empleado, porque para manifestar tu verdadero potencial como empleado necesitarás “venderte” efectivamente hacia empleadores potenciales.

Si estás en un negocio, no atraerás suficientes clientes si ellos no saben acerca de ti por falta de mercadotecnia o no saben por qué deberían comprarte a ti.

La mercadotecnia es una clave fundamental para el éxito de tu carrera o negocio. Y no se trata solo de atraer clientes. También es para alcanzar un gran número de personas y hacer un impacto todavía más grande. Las organizaciones sin fines de lucro también necesitan de la mercadotecnia. No lo olvides.

Si eres apasionado en lo que haces, persuadir a otros de comprarte puede no ser lo que más prefieras… sin embargo, inspirar a la gente para unirse a tu movimiento, inscribir a la gente a ser parte de algo nuevo o diferente, necesita ser algo que debes abrazar.

Por supuesto, es importante ser bueno en lo que haces y tener algo genuinamente de valor que ofrecer. Pero la verdad es que no importa qué tan brillante eres, o qué tan valiosos sean tus productos o servicios si no sabes cómo atraer clientes.

Si te dedicas a dominar el arte y la ciencia de la persuasión y atracción, puedes transformar radicalmente tu realidad. Si dominas esas habilidades te será más fácil desarrollarte en el campo de tu elección. Pero necesitarás dedicación y el apoyo correcto.

No falta la gente ofreciéndose a ser tu coach o mentor en el tema de la mercadotecnia y las ventas, pero la mayoría de estos “expertos” solo te mostrará cómo aumentar tus ganancias. Que no tiene nada de malo, pero si esto fuera solo tu principal motivo estarías muy cerca de tropezarte en una mercadotecnia que no refleje tus valores.

Y ¿qué es una mercadotecnia sin valores? Al final, las ventas y la mercadotecnia están para servir a tu cliente. Ese es el secreto.

Redes sociales: @crisramirezes

Comentarios