Van dos comparecencias en el Congreso local por parte de funcionarios del gobierno estatal y los legisladores se muestran insatisfechos con las respuestas de los funcionarios. El presidente de la junta de gobierno Ricardo Baptista González calificó como “verdades a medias” y “generalidades” algunas de las respuestas de los funcionarios que también consideró como evasiones a la realidad. En ese mismo espacio, ayer hablamos de las respuestas del secretario de Gobierno Simón Vargas, quien demostró falta de dominio en asuntos relevantes para la vida estatal, como cuando pidió aumentar el presupuesto para seguridad, pese a que hay un subejercicio de 13 por ciento, equivalente a poco más de 68 millones de pesos. Hoy le tocó el turno al secretario ejecutivo de la política pública Israel Félix Soto, a quien la diputada panista Claudia Lilia Luna le cuestionó los gastos de comunicación social que están a cargo de dicha secretaría, que cuenta con un presupuesto superior a los 170 millones de pesos. En respuesta, el funcionario argumentó que lo invertido en el rubro (unos 885 mil pesos diarios, según la morenista Lucero Ambrocio) se destina a campañas de salud, de educación, seguridad, así como turísticas y culturales “que repercuten en los 84 municipios con información gubernamental”. Al mismo funcionario se le reprochó la duplicidad de la secretaría que dirige con la secretaría de Gobierno y el presupuesto con el que cuenta, que incluso es superior al del Congreso local. En voz de Ricardo Baptista, el funcionario no fue autocrítico en cuanto al tema de austeridad, pues habiendo otras necesidades urgentes en los rubros de salud y educación, se le destina a una secretaría con objetivos y funciones poco claras un presupuesto mayor al del Poder Legislativo. Ya veremos hoy si el secretario de Planeación Lamán Carranza continúa en ese tenor o si le entra al toro por los cuernos. De filón. Por cierto, y hablando de las comparecencias, nos cuentan que en la última de ellas, personal de Radio y Televisión de Hidalgo fue asignado a cubrirla para transmitir en vivo… pero no para la red estatal, sino ¡para redes sociales!

Comentarios