Le da Pemex megacontrato; está insolvente

152
Pemex

VÍCTOR FUENTES /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Una juez federal declaró en estado de insolvencia a la empresa Tecnologías Relacionadas con Energía y Servicios Especializados (Trese), que en 2013 integró el consorcio ganador de un contrato de 500 millones de dólares para compresión de gas natural de Pemex Exploración y Producción (PEP).
Concepción Martín, jueza séptima de distrito en materia civil, declaró el 5 de septiembre en concurso mercantil involuntario a Trese, por una demanda promovida por su acreedora Eon Offshore ante el incumplimiento de pago de sus deudas.
En agosto de 2013, Trese ganó el contrato hasta 2020 para servicios de compresión mediante plataforma autoelevable en el activo Cantarell, uno de los más importantes del sexenio, en consorcio con Grupo Nuvoil, Alher Oil & Gas y Ardica Construcciones.
El auge de Trese había iniciado en el sexenio pasado, cuando ganó otros siete contratos de PEP por más de 3 mil 800 millones de pesos para servicios de hotelería en plataformas, pero aun así, la jueza Martin consideró que está en los supuestos de incumplimiento que prevé la Ley de Concursos Mercantiles.
El concurso derivaría de deudas de Trese por la renta del buque Armada Firman tres, propiedad de una empresa de Malasia, precisamente utilizado para los contratos de servicios a plataformas.
Con la declaración de concurso se abrió un periodo de un año para negociar con acreedores, o la empresa será declarada en quiebra.
En previsión del concurso de Trese, las demás empresas del consorcio obtuvieron en mayo pasado, ante otro juzgado federal, una medida cautelar para que Pemex se abstenga de rescindir, suspender o afectar de cualquier manera la ejecución del contrato de 2013.
La filial de Nuvoil que participa en el consorcio, Sistemas Integrales de Compresión, presentó a principios de septiembre un amparo en el que impugna “todo lo actuado” en el concurso de Trese, mismo que no ha sido admitido.
En su sitio de Internet, Trese informa que, en representación del consorcio, firmó el contrato para la construcción de la plataforma autoelevable, que se renta a la compañía rumana GSP Offshore para el servicio de compresión de gas a PEP.
Construida en China, la plataforma GSP Orizont costó 230 millones de dólares, alberga a 90 personas, pesa 5 mil 49 toneladas, tiene helipuerto y capacidad para perforar a 30 mil pies de profundidad.
Pero este contrato ha estado plagado de problemas de ejecución, a los que se sumó en julio de 2016 la inhabilitación de ocho meses y multa de 10 millones de pesos que la Secretaría de la Función Pública le impuso a Sistemas Integrales de Compresión, por presentar documentos falsos en otra licitación.
De hecho, un juez federal resolvió desde febrero de 2015 que el contrato de 500 millones de dólares fue ilegal, porque otra filial del mismo grupo Nuvoil estaba inhabilitada cuando fue adjudicado. La Suprema Corte de Justicia revisa el caso desde el pasado 21 de agosto.
El 8 de septiembre, PEP adjudicó un nuevo contrato de mil 34 millones de dólares precisamente para servicios de compresión de gas, a filiales mexicanas del consorcio español ACS, que estará vigente hasta el cierre de 2030.

Comentarios