Lee AMLO cartilla a los 32 delegados

386

Ciudad de México.-

Andrés Manuel López Obrador pidió a los próximos delegados federales no “marearse” con el poder que tendrán con el manejo de recursos para programas sociales en todos los estados del país.

De acuerdo con asistentes al encuentro, el presidente electo hizo énfasis en que el poder es humildad y se debe ejercer en beneficio de los ciudadanos, que son quienes, subrayó, tienen el mandato soberano.

El tabasqueño prohibió a los 32 representantes estatales y los 264 regionales presentes en la reunión actuar con prepotencia y fantochería en el desempeño de sus funciones.

El comportamiento prepotente, dijo, afectaría el buen curso del próximo gobierno e insistió en que deben hacer a un lado vanidades y no caer en protagonismos innecesarios.
Políticos de oposición ha cuestionado la sustitución de decenas de actuales delegados federales por un solo representante en cada entidad, al considerar que serán funcionarios con más poder que los gobernadores.

En la reunión, el presidente electo pidió a los futuros delegados –entre los que estaban Delfina Gómez, del Estado de México; Miguel Ángel Navarro, de Nayarit, y Carlos Lomelí, de Jalisco– ponerse a trabajar de inmediato en la planeación de los programas prioritarios de su gobierno.

Entre ellos, numeró la siembra de un millón de hectáreas de árboles, las becas para jóvenes, la pensión para adultos mayores y personas con discapacidad y la construcción de 100 nuevas universidades.

Olga Sánchez, futura secretaria de Gobernación, indicó que López Obrador pidió a los delegados colaborar con los mandatarios estatales.

“Les acaba de decir el presidente electo que (deben tener) la mayor colaboración y la mejor relación entre esa instancia federal y los gobernadores.

“Una relación institucional, sin invadir atribuciones y facultades de los estados y de los municipios”, expuso.

Censos casa por casa

Gabriel García, quien coordinará a los delegados del gobierno federal en los estados, instruyó a levantar un censo, casa por casa, para conocer las necesidades de cada familia y asignar los apoyos sociales que requieran.

Estimó que en los próximos tres meses se harán entre 30 y 35 millones de encuestas.
Para efectuar dicha tarea, les encargó formar equipos de colaborares, de acuerdo con morenistas que participaron de la reunión.

“Se va a trabajar, por instrucciones del presidente electo, de abajo hacia arriba, sin intermediarios, desde la familia”, precisó Sánchez Cordero.

“Se va a censar cuántos adultos mayores, cuántas personas con algún tipo de discapacidad, cuántos niños, cuántos jóvenes, cuántos adultos, para tener claro cuáles van a ser las políticas que se le van a dar a esa familia, a ese núcleo familiar en lo particular”, explicó.

Zoé Robledo, futuro subsecretario de Gobernación, indicó que se utilizarán bases de datos de las instituciones para cruzar información.

“La idea es que eso empiece a estar listo de inmediato para que se pueda empezar a comunicar”, finalizó.

Comentarios