Inicio Principales Lento, avance de programa alimentario Hidalgo te nutre

Lento, avance de programa alimentario Hidalgo te nutre

916

El 20 de septiembre de 2016, durante la entrega de apoyos a jóvenes que participaban en el programa Arráigate para emprender un proyecto productivo, y con solo 15 días de haber tomado protesta como gobernador, Omar Fayad Meneses hizo el primer anuncio sobre eliminar la entrega de despensas en los municipios incorporados a la Cruzada nacional contra el hambre a cambio de entregar proyectos productivos.
Un mes después, en Tulancingo, confirmó la decisión de quitar la entrega de productos de la canasta básica al comentar que las despensas generan clientelismo, y aunque fuera a su favor, el entregarlas no resolvía el problema de la pobreza alimentaria. Hoy, a casi dos años del inicio de su gestión, el programa sigue sin concretarse y los apoyos sin entregarse.

Sin ejercerse $200 millones de 2017 y 2018

Con un presupuesto de 200 millones de pesos etiquetados entre 2017 y 2018, el Programa estatal para el desarrollo social y seguridad alimentaria (Pedsa) Hidalgo te nutre, hasta la fecha no ha entregado ningún apoyo.
Derivado de la solicitud de información con folio 00391518, realizada por Libre por convicción Independiente de Hidalgo, para conocer el avance del programa y la entrega de apoyos, la unidad de transparencia del Poder Ejecutivo indicó que actualmente están en proceso de gestión de fondos para su financiamiento, el cual fue elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y servirá como base para la operación del mismo.
Derivado de lo anterior, el gobierno del estado aún no cuenta con información de los apoyos, número de beneficiarios, cantidades económicas o productos con los que fueron apoyados o de qué municipios.
Precisó que el presupuesto etiquetado para el ejercicio fiscal 2017 fue de 80 millones de pesos, mientras que para el de 2018 es de 120 millones.

Reglas de operación

De acuerdo con las reglas de operación para la ejecución del Pedsa, la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) del estado, encargadas del programa, deben firmar un convenio de coordinación y colaboración.
El 20 de noviembre de 2017, el gobierno del estado emitió las reglas de operación del Pedsa Hidalgo te nutre, en las que menciona que otorgará apoyos desde 15 mil pesos por unidad de producción familiar hasta 300 mil pesos por persona moral que integre como mínimo 10 unidades.
Dicho programa tiene como objetivo contribuir a la seguridad alimentaria, nutricional y generación de ingresos de las familias hidalguenses, además, su cobertura será en las localidades, colonias o barrios de media, alta y muy alta marginación de las zonas urbanas, periurbanas y rurales de Hidalgo, según el Consejo Nacional de Población (Conapo).
Asimismo, brindará apoyo a personas físicas, grupos en condición de pobreza y pobreza extrema con carencia por acceso a la alimentación, así como personas morales cuyos socios se encuentren en las mismas condiciones sociales de las personas físicas y que requieran instalar huertos, granjas familiares o proyectos.
Así como proyectos comerciales, servicios o que realizan actividades agropecuarias, acuícolas, pesqueras y productivas en zonas urbanas, periurbanas y rurales de media, alta y muy alta marginación y que no cuenten con atención de los programas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Cronología del programa alimentario en Hidalgo

El 20 de septiembre de 2016,
el gobernador Omar Fayad hizo el primer anuncio sobre eliminar la entrega de despensas en los municipios incorporados a la Cruzada nacional contra el hambre

El 13 de octubre de 2016,
en visita a la región de Tulancingo, el mandatario anunció la posible desaparición del Programa Integral Alimentario (PIA), ya que, dijo, las despensas generan clientelismo, y aunque fuera a su favor, entregarlas no resolvería el problema de la pobreza alimentaria

En marzo de 2017,
el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) Daniel Jiménez Rojo indicó que analiza la continuidad de todos los programas que brinda, así como la revisión de padrones de beneficiarios, principalmente del programa alimentario

En agosto de 2017,
la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) dio a conocer que detectó 22 municipios donde será implementado el nuevo esquema del programa alimentario que contemplará comedores comunitarios y huertos de traspatio

El 19 de octubre de 2017,
el gobierno del estado firmó un memorándum de entendimiento con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para dar viabilidad a un modelo similar al Proyecto estratégico de seguridad alimentaria (PESA)

El 20 de noviembre de 2017,
el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo publicó el acuerdo gubernamental que contiene las reglas de operación del Pedsa Hidalgo te nutre, con el objetivo de contribuir a la seguridad alimentaria, nutricional y generación de ingresos de las familias hidalguenses

Desde entonces y hasta la fecha,
ninguna dependencia del gobierno estatal involucrada en el tema ha informado sobre los avances y la aplicación del programa Hidalgo te nutre

Programas alimentarios, inviables por uso clientelar de gobierno: investigador

La implementación de los programas alimentarios son buenas intenciones, pero que realmente no se cumplen, en parte por el uso clientelar que se les da, indicó el profesor investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Raúl García García.

El jefe del área académica de trabajo social del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu), comentó que a pesar de que el Pedsa lleva casi dos años estancado, sí le daría tiempo a la actual administración de llevarlo a cabo, “pero por la información que se tiene del uso clientelar, no va a hacerlo, porque no es algo nuevo, hay experiencias positivas al respecto. Mientras no tengan esa independencia en la transferencia de los recursos, no va a tener el resultado esperado”.
Raúl García explicó que los programas sociales tienen uso clientelar, ya que por ejemplo, Prospera y los comedores comunitarios tienden más a una acción individual con la transferencia condicionada, que a la organización comunitaria. Recordó que hace meses el gobernador Omar Fayad afilió masivamente a personas a Prospera pero para que los apoyaran en las elecciones.
“Al implementar este tipo de programas para garantizar la seguridad alimentaria, es necesario evaluar que realmente sí lleguen a las personas destinadas que lo requieren, y cuestionar si de verdad habrá una baja en la desnutrición de las personas”, comentó el académico.
El autor del libro Pobreza alimentaria y política social en México, el cual está próximo a publicarse, refirió que todos esos programas “lamentablemente son paliativos, no van a resolver el problema de la pobreza, sino que van sobre sus efectos y no sobre sus causas”.

Fundamental la organización comunitaria

Mencionó que para que esos programas funcionen, se requiere dinero y transparencia económica, no uso clientelar y sí organización comunitaria, ya que en el caso de Prospera las entregas se dan con base en la opinión del titular sobre quién lo necesita, y dijo, tendría que darse con la lógica inversa, organizarse un grupo de vecinos, pedir ese apoyo, no solo económico, sino el apoyo técnico para que trascienda de una simple hortaliza a un proyecto productivo.
“Inversión, organización comunitaria, asesoría técnica y llegar hasta la última fase que es la comercialización para que se vendan estos productos, es un ciclo largo, no es corto, tendría que ser mínimamente a mediano plazo para que tengan éxito, y eso solo hablando de la producción, ya otra cosa es el consumo”, puntualizó.
El profesor investigador refirió que actualmente se requiere de una política social incluyente, “más allá del momento electoral, estamos en un momento decisivo, están en debate dos grandes políticas sociales, la focalizada que es a quién le voy a dar, seleccionar, o una política universal”.
Explicó que la focalizada solo está dirigida a un grupo de personas con ciertas características, así como en comunidades específicas, mientras que la universal es parejo para un grupo de personas de todas partes del estado y el país, “por ahí va para que no tengan uso clientelar y realmente se apoye a cualquier persona sin que presente una evidencia”.

  • De acuerdo con el Coneval,
    en 2016 Hidalgo registró 714 mil 600 personas con carencias por acceso a la alimentación, lo que representa 24.5 por ciento de la población hidalguense
  • La Ensanut aplicada en 2012
    ubicó a Hidalgo en el séptimo lugar dentro de las entidades con mayor proporción de hogares en alguna clasificación de pobreza alimentaria en el ámbito nacional, pues siete de cada 10 se perciben en inseguridad alimentaria y al menos uno de cada 10 reportó haber padecido hambre

Comentarios