Ciudad de México.- Luego de 16 años en prisión fueron liberados seis indígenas de la localidad San Pedro Tlanixco, Estado México, considerados presos políticos; los acusaron del homicidio de un empresario español, y aunque nunca se les comprobó, los condenaron a 50 años.

Los indígenas fueron sentenciados en 2007, en su caso intervino la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al considerar que el proceso judicial carecía de las garantías del debido proceso y que la sentencia se adoptó para criminalizarlos por defender su derecho al agua ante empresas florícolas nacionales e internacionales.

Después de un largo camino y diversos recursos de apelación, recibieron amnistía del gobierno de la República para ser liberados.

El acto fue considerado por el subsecretario de derechos humanos, población y migración Alejandro Encinas Rodríguez como de reivindicación; además, puntualizó que la injusticia no podrá repararse y que ellos difícilmente recuperarán el tiempo perdido, sin embargo, buscarán que no quede impune el abuso de autoridad del que fueron víctimas.

Agradeció a las autoridades del Estado de México la colaboración para lograr la liberación, y afirmó que garantizarán su tranquilidad y la de la comunidad a partir de ahora.

Encinas Rodríguez declaró que ese caso será un referente para la aplicación de justicia en situaciones similares en las que las comunidades originarias defienden sus recursos naturales ante empresas.

Afirmó que el gobierno mexicano revisa 538 expedientes de 479 hombres y 59 mujeres que han solicitado su intervención al considerar que son presos políticos.

De ellos, 140 se concentran en Guerrero; 71 en Puebla; 65 en el Estado de México; 52 corresponden a la Ciudad de México, aunque la mayoría de los afectados provienen de otros lugares; y 51 de Oaxaca.

Comentarios