Libran cárcel huachicoleros

144
huachicoleros

Tras la modificación en 2008 al artículo 19, que elimina la prisión preventiva a quien cometa ese delito

Norma Zúñiga / Agencia Reforma / Ciudad de México.-

Miles de huachicoleros son detenidos al año a raíz de la “ordeña” a ductos de Pemex, pero apenas unos cientos pisan la cárcel, pues no alcanzan la prisión preventiva.
Según datos de la empresa del Estado, el año pasado fueron detenidas mil 947 personas, de las cuales mil 202 fueron judicializadas y solo 176 estuvieron en prisión preventiva.
Este año la historia no ha sido diferente, pues hasta el 13 de junio la empresa del Estado sumaba 728 detenidos, de los cuales solo 89 estuvieron en prisión preventiva y de ellos, solo tres han sido sentenciados.

Anteriormente, los detenidos enfrentaban el proceso penal en prisión, pues el artículo 19 constitucional establecía presión preventiva para el robo de hidrocarburos, pero desde junio de 2008 se eliminó dicha pena.
Eso llevó a que ahora el juez debe tener motivos justificados para decretar que la persona enfrentará su proceso desde la prisión.
El robo de hidrocarburos ha escalado en los últimos dos años, alcanzando cifras récord de tomas clandestinas y pérdidas millonarias para Pemex.
Solo el año pasado, los “piquetes” a ductos alcanzaron 10 mil 363 e implicaron pérdidas por 30 mil millones de pesos para la petrolera nacional.
Y en los primeros cuatro meses del año ya suman 5 mil 176, lo cual apunta a que podría romperse nuevamente el récord.
Estados como Puebla, Guanajuato, Veracruz y Tamaulipas se han convertido en focos rojos para la “ordeña”.

Otro punto es que ni Pemex, el Ejército ni la Marina están facultados para detener a quienes cometan ese delito, pues solo puede hacerlo la Policía.
Las denuncias presentadas por la empresa del Estado, que pueden involucrar a varios implicados, sumaron 10 mil 316 el año pasado y hasta junio la cifra era de 5 mil 18.
Dante San Pedro, secretario de la Academia Mexicana de Derecho Energético (AMDE), explicó que una de las restricciones es que solo se puede arrestar a alguien si es detenido en flagrancia, en ese caso encontrarlos con la manguera conectada al ducto llenando la pipa.
“En el caso del robo de combustible lo que se complica es que lo veas cometer el delito y que en ese momento lo atrapes”, dijo.
Sin embargo, refirió que se han registrado avances en la ley, pero actualmente el problema más grave está en la integración de la averiguación previa.
Los detenidos podrían alegar que el Ministerio Público (MP) o que la Policía cometió faltas al debido proceso.
Al igual que en todos los delitos en el país, el experto sostuvo que las posibilidades de que el implicado llegue a la cárcel son casi nulas, pero el premio es alto.
“La cantidad de dinero que vas a ganar es tanta que te arriesgas, ese es el problema principal”, resaltó.

Añadió que el otro reto es dar seguimiento al dinero que genera el robo de hidrocarburos.
Pemex ha optado por implementar otras estrategias como es la rescisión de contratos a gasolineras que presentan irregularidades, principalmente por venta de combustible ilícito.
A la fecha, suman 102 estaciones de servicio a las que Pemex quitó su franquicia por irregularidades y está analizando otros 50 casos.
Además, ha detectado que en las entidades con mayor volumen de robo de hidrocarburos operan bandas de la delincuencia organizada dedicadas a la “ordeña”, por lo que ha buscado dar golpes de precisión a través de las denuncias a toda la organización.
Solo en Hidalgo, Guanajuato, Puebla y el Estado de México tienen identificadas a 20 bandas.

Comentarios