Lidera Del Toro nominaciones a Globos

232
toro

Ciudad de México.-

El mexicano Guillermo del Toro aspira al Globo de Oro en las categorías mejor director, película de drama y mejor guion, en esta última con Vanessa Taylor, gracias a la cinta La forma del agua.

Los nominados a la entrega de premios que otorga la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood fueron dados a conocer ayer.

En la categoría de mejor película de drama peleará con Dunkerque, Call me by your name, The post y Tres anuncios por un crimen.

Y en la de dirección, los rivales del mexicano serán Martin McDonagh (Tres anuncios por un crimen), Christopher Nolan (Dunkerque), Ridley Scott (Todo el dinero del mundo) y Steven Spielberg (The post).

La forma del agua encabeza la lista de nominados a los Globos de Oro con siete candidaturas, incluidas las categorías de mejor actriz de drama (Sally Hawkins), mejor actor de reparto (Richard Jenkins), mejor actriz de reparto (Octavia Spencer) y mejor banda sonora original (Alexandre Desplat).

Esta es la película más humana y emotiva de la filmografía de Guillermo del Toro, según las propias palabras del cineasta mexicano.

“Es la primera película que hago con un aliento vitalista. Grandes producciones como Titanes del pacífico y Hellboy tenían ya un poco de ese sentimiento, pero esta película es profundamente personal y real.

“Al contrario que El espinazo del Diablo o El laberinto del fauno, que hablaban de la pérdida, de la poesía de lo que se llevó el tiempo, esta película es un canto a favor de la vida. Es momento de apostar por la vida y por lo que podemos tener”, destacó el cineasta hace unos días en entrevista con EFE.

La forma del agua, protagonizada por Sally Hawkins, Michael Shannon, Richard Jenkins, Octavia Spencer y Michael Stuhlbarg, narra la historia de amor entre una mujer muda y una criatura marina en Estados Unidos en 1962, con la estética de cuento fantástico tan reconocible de su autor.

El filme, toda una carta de amor al cine, puede devolver a Del Toro a la carrera por los Oscar más de una década después de hacerlo con El laberinto del fauno, obra que le valió una nominación al mejor guion original.

“Me gusta pensar que los premios importan mucho cuando suceden, pero no te deben destruir cuando no ocurren. Es una paradoja. Es importante que la gente de tu gremio, de tu oficio, los que hablan tu lenguaje, articulen su apreciación por tu trabajo.

“Pero cuando no es así es importante no dejarse vencer. No hay que dejarse vencer ni siquiera por el éxito, que a veces desorienta más que el fracaso.”

Del Toro, que comenzó a escribir el filme en 2012, está orgulloso del mensaje tan vigente de la película, que habla de no temer al otro, al diferente, al tiempo que critica las ideologías que siembran el odio e impiden el entendimiento, provocando que la sociedad esté más fracturada que nunca.

“Las ideologías y la tecnología van de la mano. Antes había una diferencia grande entre el espacio de discurso público y el personal. No se tocaban porque los medios no estaban metidos en la cama con nosotros y ahora los llevamos literalmente en el bolsillo o puestos en un reloj”, declaró el realizador.

“La ideologías ahora se transmiten de manera global en cuestión de segundos sin posibilidad de corrección histórica. Un rumor antes llevaba meses o años para esparcirse; ahora es cuestión de minutos y nunca más se va.”

Además del Globo de Oro, la cinta, que se estrenó en dos cines de Nueva York hace poco más de una semana y se extiende ahora a 41 salas del país, lidera las nominaciones de los Critics’ Choice (14) y aparece entre lo mejor del año para el AFI (Instituto del Cine Americano).

Comentarios