LAMINADOS

 

La dependencia de México en productos laminados extranjeros alcanzó 5.3 millones de toneladas en 2017

Alfredo González / Agencia Reforma / Monterrey

Al borde de una guerra comercial internacional que detonaría por el comercio de acero con Estados Unidos, México podría responder con medidas similares, pero encarecería sus importaciones de productos laminados en los que registra el mayor déficit en comparación con el resto de América Latina.
La dependencia comercial de México hacia productos laminados de otros países alcanzó 5.3 millones de toneladas en 2017, según la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).
Para reducir esa diferencia, la industria realiza fuertes inversiones en para producir los aceros en el país, como Ternium México y Arcelor Mittal, que derramarán más de 2 mil 500 millones de dólares en los próximos tres años; o Deacero, que invierte en aceros de mayor valor agregado.
Sin embargo, existe un problema de sobrecapacidad de producción en el mundo, que genera principalmente China, pues produce 50 por ciento del acero mundial.
“El gran desafío de la industria acerera mexicana es la sobrecapacidad”, advirtió César Jiménez, presidente ejecutivo de Ternium México.
De acuerdo con la Alacero, el consumo mexicano de laminados, de 970 mil toneladas anuales y crecimiento de 4 por ciento, está apenas encima de Brasil, que consumió 961 mil toneladas en 2017, con un crecimiento de 5 por ciento en ese año.
“El consumo regional es abastecido en 30 por ciento por importaciones, que incrementó un punto respecto a 2016”, afirmó Alacero.
Asimismo, reveló que el consumo de aceros laminados en la región creció 4 por ciento en 2017, es decir, a 67.3 millones de toneladas.
A diferencia de México, el país sudamericano es menos dependiente, pues Brasil y Argentina fueron los únicos países que mantuvieron un superávit en su comercio de acero laminado, 3.5 millones y 145 mil toneladas, respectivamente.
Los laminados son aceros que demandan industrias como la automotriz, construcción y enseres domésticos, y está clasificado en tres grupos: el primero de ellos conformado por los productos largos como el acero para concreto, barras, alambrón, perfiles y rieles.
También en los laminados están los aceros planos que incluye a hojas y bobinas laminadas, recubiertas, prepintadas, acero inoxidable, hojalata, cincados o cromados; y finalmente está el grupo de tubos sin costura.

Comentarios