Las alianzas entre instituciones derivan de la convicción de las universidades que tienen fuerte liderazgo, lo que les permite pensar y enfilarse al futuro sobre la base de la libertad y la integración, y así enfrentar los grandes desafíos de la sociedad.

Por ello, son importantes las acciones para encarar los retos y buscar las mejores soluciones, que es algo muy loable de las instituciones de educación superior, que van trabajando con verdadera convicción de aportar, sumando capacidades en el mejoramiento de la calidad y equidad de la educación.

Derivado de lo anterior es importante informar, como oportunamente lo hizo Libre por convicción Independiente de Hidalgo, que nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), fue sede de la reunión de consejo de la región centro-sur de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).

Dicho encuentro tuvo el propósito de informar los diversos avances, como la inclusión de dos casas de estudios: el Instituto Tecnológico de San Juan del Río, Querétaro, y el de Huejotzingo, Puebla; además de abordar las principales temáticas que atañen al sector, a través de la primera reunión de trabajo de coordinadores y secretarios de 13 redes académicas en las que participan las 49 universidades que forman la región presidida por la UAEH, a través del rector Adolfo Pontigo Loyola.

Cabe mencionar que en esos foros de alto nivel también analizan y debaten los retos que enfrenta la educación superior en el país, como calidad, obligatoriedad, gratuidad, cobertura, equidad y financiamiento, que son temas de mucho interés para la ciudadanía en general, por los beneficios de la educación en sus muchos ámbitos.

Por otro lado, el presidente de la región centro-sur de la asociación Adolfo Pontigo ha enfatizado en la importancia de mejorar la calidad educativa. “El consejo regional centro-sur y ANUIES elaboran un plan de mejora de calidad con base en la dinámica en tiempo y circunstancia a nivel nacional y global”; además, puntualizó que “la evaluación permite tener los indicadores necesarios para estar en la misma tesitura y construir, de manera más productiva, el destino de la educación”.

En efecto, la sociedad mexicana demanda soluciones en muchos rubros, como lo ha demostrado nuestra máxima casa de estudios, que se ha convertido en pilar de transparencia de la unidad de nuestro sistema de educación superior y que a la vez propicia la unidad de nuestra sociedad. Por eso son importantes los objetivos de esas reuniones sobre impulsar el rol que la universidad debe tener en el desarrollo cultural, económico y social de los países.

Finalmente, el avance y el retroceso están vinculados a las decisiones correctas y a la creación de una institucionalidad que facilite el desarrollo o lo dificulte.

Es esperanzador para esta y las futuras generaciones de muchos jóvenes talentos mexicanos, que sin una universidad pública fuerte no podrían continuar sus estudios.

Comentarios