Liga de Tulancingo no está afiliada a la AHFA

1162
futbol

La competencia en la que se suscitó el incidente violento que terminó con la muerte de un árbitro no cuenta con aval de la Asociación Hidalguense de Futbol Aficionado

Pachuca

Juan Cruz Zarco, presidente de la Asociación Hidalguense de Futbol Aficionado (AHFA), indicó que la Liga de Tulancingo, en la que se dieron los hechos que derivaron en la muerte de un árbitro el domingo, no está afiliada a la organización.
El dirigente del balompié amateur en el estado comentó que muchas de esas ligas operan de manera alterna a la AHFA y en ocasiones, más que promover el deporte, buscan un fin económico, por ello tampoco les interesa recibir la capacitación necesaria para operar de una manera óptima y apegada a los lineamientos de la Federación Mexicana de Futbol.
Cruz Zarco lamentó el incidente ocurrido en Tulancingo pero sostuvo que las situaciones violentas son comunes en ese tipo de ligas y agregó que es algo que se da de manera generalizada en el resto del país.
“Nosotros hemos hecho el proyecto para la capacitación técnica y teórica, porque a veces nada más nos quedamos con la reglas pero no las practicamos”, dijo. “Hay entidades más violentas, como el Estado de México y la Ciudad de México”, agregó.
El dirigente subrayó que la AHFA debe ir de la mano con el Instituto Hidalguense del Deporte (Inhide) y gobierno del estado para llevar la capacitación a los sectores que lo requieren, “para que dentro y fuera de las canchas se respeten las reglas de juego y la competencia”.
Adelantó que solicitará una reunión con esas dos instancias para que logre realizarse el proyecto y capacitar a las ligas en pos de un mejor desarrollo del futbol en la entidad.
Como parte de los requisitos que pide la AHFA a una liga para su afiliación se encuentra la entrega de una minuta firmada por delegados o representantes de cada club para solicitar su incorporación.

Antecedente

  • El suceso ocurrido
    en Tulancingo no es el primero que tiñe de sangre al deporte amateur en la entidad
  • En 2012, tras un partido
    de beisbol en una cancha de San Antonio, se suscitó una batalla campal entre integrantes de las porras de dos equipos, lo que culminó con la muerte de dos personas

 

Comentarios