Limitan en Reino Unido a parejas binacionales

399
binacionales
Como estrategia para reducir la migración neta

Ciudad de México

Los pobres no pueden casarse en Reino Unido (RU), o por lo menos no con ciudadanos extraeuropeos. La Corte Suprema de Justicia británica avaló una propuesta de ley de la primera ministra Theresa May, que establece que aquellos ciudadanos que ganen menos de 18 mil 600 libras anuales no podrán llevar a su país a sus cónyuges si provienen de una nación fuera del espacio económico europeo (EEE).
La propuesta fue presentada por May cuando era secretaria de Interior en 2012, como parte de una serie de medidas para reducir la migración en el país. El proyecto generó oposición entre grupos de afectados y activistas, por lo que fue elevada a la Corte Suprema y ayer ésta emitió su veredicto.
En 2015, 41 por ciento de la población en edad de trabajar en RU tenía ingresos inferiores a 18 mil 600 libras anuales, según informó The Guardian. La medida se aplica a los matrimonios incluso cuando al sumar los ingresos de ambos cónyuges, sí se supera el umbral. Si el ciudadano británico no alcanza las 18 mil 600 libras no se le otorga la residencia a su pareja. El umbral aumenta a 22 mil 400 libras si hay uno o más niños en la familia que hayan nacido fuera del EEE.
No obstante, pese a reconocer la ley, la Corte instó a que se reconozcan otras fuentes de financiamiento para considerar el total de ingresos familiares. “El requisito estricto de que solo los ingresos personales del cónyuge patrocinador sean considerados para alcanzar el umbral de 18 mil 600 libras ha sido desacreditado”, dijo Saira Grant, directora ejecutiva de Joint Council for the Welfare of Immigrants (Consejo para el Bienestar de los Migrantes) a The Guardian.
Los opositores a esa medida critican que, desde que comenzó a aplicarse, numerosas familias británicas se han enfrentado a la separación o a vivir en el exilio. Además, estiman que unos 15 mil menores han crecido como lo que llaman Niños Skype, ya que solo tienen contacto a través de uno de sus progenitores por ese medio.
La Corte Suprema reconoció que esa ley “causa problemas para muchas parejas, incluso para muchas a las que no se puede responsabilizar de ninguna manera por su situación”, pero aun así considera que no es incompatible con la Convención Europea de Derechos Humanos.
El veredicto señala que la estrategia es legítima para reducir la migración neta. “Sus objetivos particulares son, sin duda, legítimos para asegurar, de manera viable que las parejas no tengan que recurrir a las ayudas sociales y que tengan los suficientes recursos para disfrutar con plenitud de la vida británica”.

Los umbrales

Los británicos que quieran que a su cónyuge extranjero se le dé la residencia deberán ganar:

  • 18 mil 600 libras
    si no tienen hijos
  • 22 mil 400 libras
    si tienen al menos un niño extraeuropeo
No votes yet.
Please wait...

Comentarios