El linchamiento de otras tres personas en la localidad Santa María Asunción, en Tulancingo, debería prender todos los focos rojos de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), de las corporaciones municipales y de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJEH). ¿Por qué? Porque están rebasadas: pese a que tienen recursos públicos, policías y agentes investigadores a su cargo, simplemente no pueden con el paquete. Ahora hasta son burlados por comunidades que se encuentran mejor organizadas, o al menos eso parece. En el muy lamentable linchamiento de ayer, por ejemplo, pudo apreciarse una estrategia organizada de los vecinos para consumar la ejecución de los sospechosos de haber robado en una vivienda de la localidad. Según la investigación del reportero Daniel Martínez, un centenar de personas se dividió en varios grupos cuando, mientras golpeaban a los supuestos delincuentes, supieron de la llegada de policías. De ese modo, habrían logrado confundir a los uniformados mientras continuaban con la barbarie de matar a los sospechosos de robo. No solo eso, después de asesinar a los tres hombres, los responsables desaparecieron sin que hubiera un solo detenido. Si eso es no es estar rebasado por las circunstancias, ¡ah, cómo se le parece! Frente a esta ola de linchamientos en la entidad, ¿caerá alguna cabeza o seguirá todo igual como si no pasara nada? De filón. En este mismo espacio, en la edición de ayer se uso un adjetivo calificativo para señalar la insistencia de la diputada priista Luisa Pérez Perusquía y del panista Asael Hernández Cerón con respecto a encontrar una “norma” o “método” para transparentar y verificar el uso correcto de los recursos públicos por parte de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) pese a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que no era procedente designar un órgano de control interno por parte del Congreso. Si resultó ofensivo el empleo de la palabra “cretinismo”, que se usó como un sinónimo de “necedad”, pedimos una atenta disculpa.

Comentarios