Litiga SAT contra Olvera… cinco años después

151
SAT

Ciudad de México.- Rafael Olvera Amezcua, quien defraudó a miles de ahorradores de Ficrea, omitió declarar al fisco depósitos bancarios por 303 millones de pesos entre 2010 y 2012, sin haber sido molestado por las autoridades pese al crecimiento cada vez más evidente de su fortuna.
Cinco años después de los hechos, y a casi tres años de la quiebra de Ficrea, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) pretende ahora cobrar los impuestos pendientes a Olvera, quien reside en Florida pese a enfrentar en México cuatro órdenes de aprehensión por operaciones ilícitas que suman 330 millones de pesos.
En el periodo mencionado, Olvera declaró al SAT haber recibido ingresos por 4.8 millones de pesos, pero en realidad obtuvo 303 millones adicionales de “origen desconocido”. El patrón de crecimiento de la fortuna no declarada al SAT por Olvera coincidió con el de la popularidad de Ficrea entre los ahorradores por sus atractivos rendimientos: de 14.2 millones no declarados en 2010, pasó a 81.4 millones en 2011, y a 206.5 millones en 2012.
La administración de la Auditoría Fiscal Federal de la Ciudad de México determinó en junio pasado una utilidad fiscal de 61.4 millones de pesos, sobre los cuales Olvera tendría que pagar ISR, amén que podría enfrentar una nueva orden de aprehensión por fraude fiscal al mentir repetidamente en sus declaraciones al SAT.
La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) empezó a auditar Ficrea desde finales de 2013, pues entre octubre de ese año y noviembre de 2014 tomó 40 millones de dólares de la sociedad financiera para comprar más de 100 inmuebles en Estados Unidos.
Lo anterior se afirma en la demanda que el síndico de la quiebra de Ficrea Javier Navarro presentó en una corte local de Miami en septiembre de 2016, para buscar recuperar los inmuebles en cuestión.

 

No votes yet.
Please wait...

Comentarios