Llaman a buscar acciones para reducir brecha digital en educación

238
brecha digital

Pachuca.- Derivado de la brecha tecnológica que existe en Hidalgo por la desigualdad y rezago estructural que impide a muchas familias contar con televisión, computadora e Internet, diputados de Morena plantearon un exhorto a la Secretaría de Educación Pública estatal para que implemente programas y acciones para disminuir esa situación.

Los morenistas Noemí Zitle Rivas y Salvador Sosa Arroyo, promotores del exhorto, también solicitaron a los 84 ayuntamientos o, en su caso, concejos municipales del estado, que fortalezcan acciones y programas en las comunidades de mayor rezago en materia de Internet, equipo de cómputo y otras herramientas tecnológicas necesarias para los procesos de enseñanza-aprendizaje de educación a distancia.

Sosa Arroyo indicó que la educación es un derecho garantizado en el artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y, en Hidalgo en el artículo 8 bis de la Constitución, sin embargo, producto de la pandemia por el coronavirus (Covid-19), millones de niñas, niños y adolescentes “viven tiempos difíciles para enfrentar los procesos a distancia de enseñanza-aprendizaje mediados por la tecnología”, lo que podría vulnerar su derecho a la educación.

Añadió que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), no solo debe hablarse de la crisis sanitaria y económica, sino también mirar la educativa que afectará a quienes menos tienen y de forma global y local los objetivos de desarrollo sostenible de no dejar a nadie atrás.

Comentó que el Banco Mundial en el documento “Covid-19: Impacto en la educación y respuestas de política pública” presenta un diagnóstico claro de la crisis educativa producto de la pandemia: “El doble impacto del cierre de las escuelas y de la recesión mundial podría tener costos a largo plazo para la educación y el desarrollo si los gobiernos no reaccionan con rapidez para contrarrestarlos.

Dijo que el cierre de escuelas provocará una pérdida de aprendizajes, un aumento en la cantidad de deserciones y una mayor inequidad; la crisis económica, que afecta a los hogares, agravará el daño, pues vendrá acompañada de menor oferta y demanda educativa. Estos dos impactos, en conjunto, tendrán un costo a largo plazo sobre la acumulación de capital humano, las perspectivas de desarrollo y el bienestar.

Por ello, enfatizó que los legisladores “debemos atender desde todos los ámbitos y órdenes de gobierno la crisis educativa que se avecina”. Recordó que el 25 de agosto, 30 millones de niñas, niños y adolescentes iniciaron el ciclo escolar 2020-2021 bajo la modalidad a distancia en un contexto de incertidumbre, ansiedad y de temor producto de la pandemia.

Por la desigualdad y rezago estructural que impide a muchos contar con televisión, computadora e Internet

Comentarios