Surgió en Espinal, Veracruz, hace siete años, es equiparable al peso y no se puede vender por pesos

Pachuca.-

Apostar por la economía solidaria como una alternativa contra el capitalismo voraz y con ello al uso de monedas alternativas como el tumin, es el llamado que Isaac Escamilla Sandoval, promotor de ese tipo de iniciativas y coordinador de la organización Nuhusehe Educación y Desarrollo, hace a la sociedad en general.
La apuesta es generar una alternativa al modelo económico que hoy rige en el mundo, así como generar mayor riqueza entre los locales.

Se trata de una moneda que nació hace siete años en Espinal, Veracruz y cuyo uso en Hidalgo tiene apenas un par de años, pero con grandes posibilidades de posicionarse como una opción de comercio justo, a la cual Escamilla Sandoval invita a productores, organizaciones y cooperativas interesadas en ese movimiento a sumarse.
En Hidalgo, existe una iniciativa llamada Casa del tumin, en donde ya es posible realizar transacciones, es decir, compra venta de productos con esa moneda. Los interesados deben acudir al Colegiado de Investigación y Cultura Hidalguense, ubicado en el callejón de Comonfort en la capital hidalguense.

“Hacemos un llamado a organizaciones, cooperativas y productores que estén interesados en este movimiento a que se acerquen, el lugar donde pueden llegar es a la Casa del tumin, que es una moneda alternativa que está teniendo muchos resultados en diversos lados, entra dentro de la economía solidaria como una moneda local”, dijo.
Tras volver de su participación en el Encuentro Internacional de Economía Solidaria y Economía Azul que se llevó a cabo el 18 y 19 de abril en la Ciudad de México, Escamilla Sandoval expuso en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo algunas conclusiones del evento y describió conceptos en la materia que compartimos a continuación:

La semana pasada se realizó el Encuentro Internacional de Economía Solidaria y Economía Azul, ¿cuál fue el objetivo?
“En primer lugar uno de los objetivos fue que podamos aclarar conceptos e ir teniendo un lenguaje común entre teóricos y gente que la práctica.”

¿Por qué es una alternativa la economía solidaria?

“Es una alternativa porque estamos padeciendo el capitalismo voraz, porque muchos de los productos que usamos los compramos al capital extranjero y las utilidades se van de México y muchas de esas empresas generan muy malas condiciones laborales, eso lo promueve el capitalismo voraz con tal de tener utilidades.
“La economía solidaria es una alternativa porque dentro del capitalismo puede generar riqueza pero con principios.

“Como consumidores tenemos la opción de apostarle a estas iniciativas: en concreto, cuando tenemos frente a nosotros un par de productos, pero uno es de una empresa extranjera y el de enfrente es hidalguense, nosotros podemos hacer la diferencia consumiendo los productos locales, hacemos que la economía se mueva más.”

¿Dentro de este marco, qué es la economía azul?

“La economía azul es una corriente nueva de la economía, se le llama así, tratando de ir más allá de la economía verde que se ha convertido en Green marketing; en este caso se plantea ir un paso más allá, se plantea que sea una empresa sustentable, que no tenga residuos o que se aprovechen y que haya repartición justa del negocio. Es una corriente novedosa, pero que se circunscribe también dentro del marco de la economía solidaria.”

¿Aquí en Hidalgo hay movimiento de economía solidaria?

“Sí, hay varias iniciativas que abonan a esta tendencia, sin embargo, todas están dispersas, por ello, una de las tareas que nos trajimos del encuentro, es integrarnos.
“Destaca el caso de la Red de Economía Solidaria de Hidalgo que cada mes realiza un tianguis en las instalaciones de la Fundación Arturo Herrera Cabañas, también está el mercado verde de la obsidiana, en Huasca, así como otra iniciativa que se llama Risosfera cuya labor es distribuir sin intermediarios productos agroecológicos vía la elaboración de una lista previa que se manda vía watsapp.”

¿Cuáles son las principales particularidades del tumin?

“Se trata de una moneda que tiene más de siete años, nació en Espinal, Veracruz el requisito más importante para usar el tumin es aceptar al menos 10 por ciento del valor de la compra con esta moneda.
“Otra de las reglas del uso es que es equiparable al peso y no se puede vender por pesos.
“Actualmente está teniendo resultados porque es muy práctico y ya se acepta al 100 por ciento en algunos lugares de Espinal, como gasolineras, taxis, hoteles, vulcanizadoras, que lo usan cerca de Papantla.
“Otra particularidad que se está promoviendo con el tumin es que cuando hay una base de 50 productores ya se puede hacer autónomo y hacer una casa del tumin, que aquí ya existe.
“A partir de ahí es posible mandar a hacer un tiraje; la aceptación es tal que ya se usa esta moneda en otras regiones como Oaxaca y Chiapas.”

¿Algún otro proyecto en puerta?

“También estamos con el compromiso de aterrizar en Pachuca un circuito económico solidario, es decir, una cadena de distribución para surtir las necesidades (despensas) de las familias.
“En este circuito, más que clientes nos volvemos socios, con el compromiso de hacer una compra al mes.”

Comentarios