Pachuca.- El presidente municipal de Epazoyucan Armando Padilla Islas será llamado a comparecer en próximos días ante el Congreso del estado; lo anterior, luego de ser acusado de presuntos actos de represión en contra de integrantes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA).

El hecho derivó después de que integrantes de dicha organización, encabezados por su dirigente Martha López Ríos, acudieron a las afueras del Congreso local para manifestarse y exigir la comparecencia del alcalde a quien acusaron de reprimirlos con uso de la fuerza pública.

Previamente, los manifestantes estuvieron ayer en la alcaldía de ese municipio en donde también pidieron la presencia del edil; sin embargo, tras no encontrar respuesta, se trasladaron al recinto del Poder Legislativo para ser atendidos por los diputados que en ese momento se encontraban en sesión.

Al arribar, los inconformes fueron atendidos por una comisión encabezada por el diputado del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Víctor Guerrero Trejo, a quien le relataron las agresiones que vivieron el pasado 10 de septiembre cuando acudieron a presentar un oficio para solicitar una audiencia con el alcalde.

Ese día, cuando además se realizó el segundo Informe de Gobierno municipal, los untistas pretendían ingresar el documento con el fin de llevar a cabo obras y servicios municipales a la colonia de San Juan Tizahuapan; sin embargo, acusaron que fueron reprimidos por elementos de Seguridad Pública municipal, por lo que incluso cuatro de sus compañeros resultaron lesionados.

Ante ello, Guerrero Trejo afirmó que llamaría a comparecer al edil, pues recalcó que “como el gobierno estatal ya mandó a reprimir a los diputados electos de Morena, ahora algunos presidentes municipales piensan que pueden hacer lo mismo, pero ya no lo vamos a permitir y mucho menos que esto quede impune”.

Por su parte, López Ríos y el abogado de la organización campesina Manuel Canales, que también estuvo presente, pidieron a los morenistas dar seguimiento a su petición, además de exhortar al procurador estatal para que se conduzca de manera imparcial.

Más tarde, los integrantes de la UNTA acudieron a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) para exigir avances en una queja que interpusieron hace unos días por dichos hechos; asimismo, más tarde acudieron a una reunión en palacio de gobierno en donde también fueron atendidos por autoridades estatales.

Comentarios