Pachuca.-En los rostros de Cristian López Cruz, su esposa e hijo, hay pobreza, mucha distancia, Sol y cansancio.
Hace 32 días, Cristian subió a su familia a un tren para escapar de la violencia de las maras en San Pedro Sula, Honduras, y el destino lo dejó en una esquina de Pachuca, frente al Reloj monumental, donde pide dinero para llegar a Los Ángeles, California.
Delmis extiende una gorra donde caen algunas monedas, mientras Oliver permanece sentado en el piso, se levanta, camina. Cristian observa, los cuida. Su voz latina, con el acento de su tierra.
Los tres tienen cuatro horas que llegaron a la capital de Hidalgo, luego de una larga travesía desde Honduras: primero Corinto, Honduras; luego caminar dos días hasta Tapachula, Chiapas; y después un sinfín de trasbordos y vagones de trenes que los trajo a la región Tula.
Luego un camión naranjero los encaminó a Pachuca, donde planean pasar la noche en una gasolinera antes de retomar el camino del migrante, hacia arriba, lejos de la pobreza, en una tierra buena, dice Cristian.
Una gorra cubre su rostro redondo y sostiene otra donde atrapa las monedas. Una mochila en la espalda, unos zapatos negros y llenos de polvo. En Honduras manejaba un camión donde transportaba maíz, melón y sandía.
Pero su salario solo alcanzaba para la comida de dos días y su familia pasaba hambre. Él y Oliver vivían en la casa de los papás de Delmis, pero decidieron viajar juntos a Estados Unidos.
Afrontar el peligro del viaje, antes que permanecer en esa tierra de maquilas de camisas, dice. En el camino, “si uno anda tranquilo no pasa nada, ni los agentes de Migración se meten contigo. La gente es buena, pero hay otros que no”.

Rating: 3.3. From 3 votes.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorSin prórroga a funcionarios que no presenten declaración patrimonial: Contraloría
Artículo siguienteOmar Fayad y el rey feo
Egresado de la UAEH, reportero en Hidalgo desde 2007. Cuando inició a reportear en diarios locales, cubrió organizaciones campesinas y protestas sociales. Actualmente cubre la fuente política y Congreso local. [email protected]