Pachuca.- La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), a través del programa Domingos en la ciencia, llevó a la escuela primaria Profesor Gonzalo Menindez Díaz, ubicada en la colonia Carboneras, la conferencia “¿Para qué sirve la ciencia?”, impartida por el investigador Raymundo Cea Olivares.

El científico, quien también es miembro del Instituto de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y director de dicho programa en la Academia Mexicana de Ciencias, ofreció a estudiantes de cuarto, quinto y sexto grado una charla acerca de los fundamentos de la ciencia y la importancia de ella en la vida cotidiana. Previamente, charló con el alumnado de la primaria Teodomiro Manzano, en Mineral del Monte.

Durante la plática, Raymundo Cea, quien además pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) en el nivel tres, indicó que la ciencia parte de lo que interesa al ser humano y de su experiencia previa, tras detallar la razón por la que una montaña de hielo flota sobre agua.

Entre los temas que abordó el científico destacaron los de la atracción entre la Tierra y la Luna, la existencia de gas helio que es un recurso no renovable, así como animales en peligro de extinción, como la vaquita marina. Sobre ese último, Cea Olivares lamentó que algo que la tierra tardó en forjar millones de años se acabe en unas cuantas décadas.

Asimismo, animó a los estudiantes a acercarse a la ciencia, pues es algo que no está peleado con la vida cotidiana, ya que “un investigador puede ser cualquier persona, y no debe darles miedo estudiarla”, aconsejó. También, destacó la forma como ha aplicado el programa la Autónoma de Hidalgo, “la universidad de Hidalgo ha sido una anfitriona muy buena de Domingos en la ciencia, pues ya ha hecho historia llevando conferencia a todo público en su misión”.

Mencionó que la ciencia es motora de la vida cotidiana, que le ha dado a este nuevo siglo una celeridad de cambios, por lo que consideró que es muy importante, tanto para niños como para adultos.

“Espero que en el caso de niños y adolescentes no vean a la ciencia como algo lúdico, pues muchas veces se piensa que debe ser divertida, yo creo que es importante. El saber si me va a dar o no un infarto no es algo divertido, es algo importante”, refirió.

Por otro lado, dijo que Domingos en la ciencia trata de acercar a los investigadores a los menores para que ellos sepan que el científico es un ser humano que le gustan las actividades lúdicas como cualquier otra. A su vez, el científico aprenderá que el mundo es más grande de su laboratorio.

La Autónoma de Hidalgo ha aplicado ese programa por más de 15 años, a través de la dirección de relaciones interinstitucionales. Este año están proyectadas pláticas que versarán sobre física, matemáticas, biología, química, artes, entre otros.

Comentarios