Pachuca.- El aula Paolo VI, instalada en el área de museos del Vaticano, alberga desde el 24 de diciembre y hasta el 2 de febrero un nacimiento elaborado con cera, madera, obsidiana, latón, textiles, bordados, carrizo, fibras vegetales y barro de chililico por manos de artesanos hidalguenses.

Lo anterior lo informó Olaf Hernández Sánchez, secretario de Cultura de la entidad, quien agregó que con la invitación de los museos Vaticanos, la dependencia a su cargo trabajó de la mano con artesanos y diseñadores hidalguenses para lograr las piezas únicas y llevarlas hasta Roma.

“Componen la escena del tradicional nacimiento, se puede apreciar a los Reyes Magos, María, José y al Niño Dios llenos de talento y belleza, digna de admirarse y reconocerse, atrayendo la atención de Europa hacia la cultura y tradiciones de Hidalgo. Lo que más ha llamado la atención es la forma en la que están elaboradas, cada pieza es sin duda una obra de arte”, expresó el funcionario.

Con un tiempo de elaboración de dos meses y bajo el diseño del artista Silvino Lopeztovar, las figuras tipo humanas de 1.

60 metros de altura fueron hechas por el artesano Margarito Hernández de Zacualtipán, y fueron piezas elaboradas con una base de fibra de vidrio y tallado de madera para lograr los detalles requeridos.

Mientras que la casulla de Baltasar, un bordado realizado con la técnica de hilvanado, fue obra de la artesana Abigali Isidro Caramaya, originaria de Ixmiquilpan.

La confección de las prendas de María y José estuvieron a cargo de María Trinidad González García, originaria de Chilcuautla. Cabe señalar que fueron fabricadas dos piezas de Niño Dios, una de madera elaborada por Rafael Castillo Chávez, proveniente de San Agustín Metzquititlán.

La segunda pieza es de obsidiana suprema, única en el mundo por su tonalidad, del artesano Alejandro Castelán Mata quien es originario de Epazoyucan.

El Apache de ixtle fue realizado por Salomón Rugerio Rojas de Actopan; mientras que el pesebre fue construido por Vicente Trejo Morán de Tecozautla.

Finalmente, la casulla de Gaspar, hecha con bordados de Tenangos que representan elementos de la naturaleza, fue confeccionada por Magdalena Manilla Tolentino, artesana de Tenango de Doria; por su parte, la casulla de Melchor, fabricada por María Juana Álvarez Vite, originaria de Atlapexco, fue elaborada con técnica de pepenado liso e iconografía de amaxochiyoj (flor de papel en náhuatl) y tetepetl, la cual hace referencia a los límites geográficos de la región Huasteca representada por cerros.

  • La muestra está instalada en el aula Paolo VI en el área de museos
  • El secretario de Cultura Olaf Hernández explicó que la dependencia a su cargo trabajó de la mano con artesanos y diseñadores de la entidad para lograr las piezas únicas

Comentarios