Huejutla.-

Las recientes lluvias en la Huasteca provocaron daños a las carreteras de la región, algunas con deslaves y otras casi intransitables debido a la cantidad de baches que hay en la cinta asfáltica.

Esto es motivo de quejas sobre todo para los transportistas. Uno de los tramos más afectados son los principales accesos a Huejutla, como Chililico, en donde los baches son hasta de 15 centímetros de profundidad.

Mario Hernández, conductor de ruta, comentó que la carretera está en pésimas condiciones y que esta situación afecta no sólo los horarios del transporte, sino que daña las condiciones mecánicas de sus vehículos que a diario tienen que pasar por esa vía de comunicación.

Comentarios