Localizan cadáver encajuelado… tres semanas después

529
cadaver
Destacaron la importancia de las organizaciones estudiantiles en la vida pública del país

DANIEL MARTÍNEZ /
DAVID PADILLA
Zempoala

Tres semanas después de que autoridades policiacas estatales aseguraron un automóvil y lo remitieron a un corralón ubicado en Zempoala, se descubrió que dentro estaba el cuerpo sin vida de un hombre, colocado en posición fetal.
Empleados del corralón privado a donde fue remitido el Chevrolet Sonic rojo, con placas de circulación NBH 7812, reportaron que desde el interior despedía un fuerte olor fétido. Al sitio se presentaron elementos policiacos, que constataron que dentro del vehículo estaba el cuerpo sin vida de un hombre de unos 35 años, de complexión robusta, pantalón azul, cinturón café y chamarra verde, tipo camuflaje, en avanzado estado de descomposición; el vehículo automotor asegurado contaba con reporte de robo en Puebla.
El vehículo fue encontrado abandonado sobre la carretera Tulancingo-Pirámides a mediados de agosto, fue asegurado en ese momento, colocándose a resguardo en el corralón de la empresa privada que realizó en ese momento el arrastre.
Al momento se realizan nuevas investigaciones con el objetivo de deslindar responsabilidad sobre los protocolos que deberían seguirse al momento de asegurar el vehículo automotor; se desconoce la identidad del hombre.
No se han ofrecido mayores detalles respecto a las investigaciones, pues se espera el desarrollo de las pesquisas para dar a conocer los detalles y establecer las responsabilidades sobre el caso.

PGJEH investiga

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) determinará si los elementos municipales cayeron en alguna omisión al saber del cadáver hasta semanas después en el corralón.
En entrevista, el secretario de Seguridad Pública de Hidalgo Mauricio Delmar Saavedra explicó que la PGJEH ya investiga y definirá si hubo o no omisión por parte de la Policía municipal, misma que se encuentra en disposición de aclarar los hechos.
De acuerdo con el secretario, en caso de que hubiera descuido la fiscalía lo anunciará, sin embargo, no es factible pues los elementos municipales no habían visto indicios. “No hubo omisión porque ellos llegan a ver el vehículo, no hay muestras de desvalijamiento ni violencia dentro y no hay nada que les determine hacer el procedimiento de revisar la cajuela, de llamar a un cerrajero.”
Los elementos, de acuerdo con el secretario, hicieron el procedimiento normal por robo, llamaron a una grúa misma que lo trasladó al corralón. “Si hubieran detectado algún indicio o huella de violencia lo hubieran revisado. Por lo tanto no hay una omisión de la Policía municipal como tal”. Delmar Saavedra dijo que de cualquier forma se encuentran en contacto con el mando coordinado en Zempoala para tratar la situación.

Comentarios