Logra Toluca séptimo triunfo al hilo

181
hilo

ABIMAEL CHIMAL VALDEZ / AGENCIA REFORMA
Toluca

Los Diablos Rojos siguen encendidos y no sueltan el liderato, ni con un cuadro alterno.
Con varios suplentes, entre ellos Ángel Reyna, quien terminó como el héroe del partido al firmar la única anotación del encuentro, Toluca derrotó 1-0 a Tigres en el estadio Nemesio Díez para romperle una racha de ocho duelos sin conocer la derrota.
A pesar de las ausencias, las escuadra choricera logró su séptima victoria consecutiva para seguir en la cima de la tabla con 30 puntos y calificar matemáticamente a la liguilla por el título del Clausura 2018.
Con la final de la Copa MX en mente, el técnico escarlata Hernán Cristante guardó a la mitad de sus titulares.
Rubens Sambueza, Antonio Ríos, Pablo Barrientos y Alexis Canelo iniciaron el partido en la banca, mientras que Santiago García y Leonel López ni siquiera estuvieron entre los convocados.
El marcador no se abrió en el primer tiempo porque el delantero choricero Fernando Uribe perdonó en dos ocasiones y Alfredo Talavera cerró la puerta a los visitantes también en un par de oportunidades.
En la primera jugada del partido, Uribe conectó mal el esférico luego de un centro de Cristian Borja, y poco antes de ir al descanso estrelló otro remate en el travesaño en el que también fue asistido por el lateral izquierdo.
Tala salvó a los Diablos en un remate de Juninho, quien quedó solo en un tiro de esquina, y después rechazó un disparo de Ismael Sosa.
El partido fue parejo, por eso tuvo que definirse con una genialidad de Reyna en la segunda parte.
Al minuto 57, el 10 de los Diablos tomó el balón fuera del área, recortó a Hugo Ayala y venció al guardameta Nahuel Guzmán con un potente remate de pierna derecha que entró pegado al poste.
Reyna no anotaba en Liga MX desde el 8 de abril de 2017, cuando defendía la playera del Veracruz.
Tigres tardó en reaccionar y Ricardo Ferretti tampoco hizo mucho desde la banca, pues solo usó dos cambios y dejó a André-Pierre Gignac en la banca. Aunque el drama no faltó, en la última jugada Jurgen Damm se quedó cerca de anotar de cabeza.
Al término del encuentro, el Nemesio Díez vibró con los enrachados Diablos.

Comentarios