Es bien sabido que David Bowie sostuvo una relación estrecha con la literatura y, más allá de su carrera en estudios y escenarios, fue un ávido lector de cuanto libro cayó en sus manos. En la actualidad no es causa de extrañamiento encontrar listas de sus novelas y ensayos favoritos ni que algunos de sus trabajos tienen relaciones marginales con obras cumbre o que canciones clásicas del músico son respuestas al trabajo de otros creadores quienes después de un título en particular, Bowie respondió a ellas con una producción personal.
Entre los trabajos que más perduraron, se encuentran La naranja mecánica, de Anthony Burguess, 1984, de George Orwell —que por intervención de Sonia Orwell no alcanzó a ser un trabajo integral, pero si se encuentra parte de su propuesta en Diamond Dogs: “1984”, “Big Brother” y “We are the Dead”—, de manera circunstancial El hombre que cayó a la Tierra, de Walter Tevis por la que sería una de sus actuaciones más célebres gracias a la adaptación de Nicolas Roeg, pero la que puso el acento desde siempre fue El extranjero, de Albert Camus.
A medio camino entre la meditación existencial que abrió Jean-Paul Sartre con El muro, la obra de Camus siempre se encontró más matizada por una reflexión que subrayó El mito de sísifo en calidad de un constante absurdo de la vida cotidiana a la que el hombre se opone desde una postura estoica, dotando de sentido aquello que escapa de su control.

Lomo intermezzo
Pese a que nunca formó un título con esa referencia específica, más de una vez, desde “The man who sold the world”, a propósito de 2001: A Space Odyssey y Life on mars, prácticamente no hubo un solo disco que, al menos una vez, dejara de contemplar la alteridad, la existencia del otro, como un fragmento de la realidad que escapaba del universo de la percepción coloquial y cuya máxima expresión fue Ziggy Stardust: el extraño llegado de ninguna parte y quien tras conquistar los escenarios para apoderarse del mundo a través de su fama, dejaría todo atrás para volver al lugar de donde había surgido.
En esa línea de construcción, de la misma forma, Bowie se mantuvo apegado a la ciencia ficción y tras dejarlo durante años, habría de regresar al concepto de manera integral, luego de rendir homenaje a La jetté, de Chris Marker con “Jump They Say”. 1. Outside, representó no solo la vuelta a un tema del que nunca se apartó por completo, sino el enriquecimiento musical que recuperó la participación de Brian Eno luego de la trilogía de Berlín (Low, Heroes, Lodger), para infundirle nueva vida a Nathan Adler —protagonista de la trilogía—, justo antes de comenzar el siglo XXI.
En 1. Outside, Nathan se encuentra en una utopía que, así como El extranjero de Camus, no es capaz de afrontar la extravagancia de su situación personal, que le conducirá hasta una condena de muerte; en el caso de Adler, es la completa alienación de la realidad circundante que pasó del internamiento en una institución, hacia la incapacidad para compartir con quienes le rodean, atrapado entre los fantasmas y recuerdos de un pasado que ya no está.
Paradójicamente, de la misma forma en que constituyó un triunfal regreso, lo fue para David Lynch, quien después de una pausa que se creyó definitiva, arremetió con bríos fuera de toda sospecha con el estreno de Lost Highway, además decorada con Deranged, una de las pistas del disco, pero no quedó solo ahí. En adelante, ya fuese por capricho o una calculada coincidencia, la figura del alienígena —que no extraterrestre—, se mantendría constante en la obra de Bowie hasta el final: Earthling, 1997; Heathen, 2002; Reality, 2003; The next day, 2013; Nothing has changed, 2014.
Y Blackstar (2016), además de No plan (2017), no solo constituyen el cierre para el conjunto de una obra, sino varios acertijos que el Sheik blanco defendería de Camus hasta el último de sus trabajos.
[email protected]
TW:@deepfocusmagaz

Rating: 3.7. From 3 votes.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorPrecio pagado por extracción minera ha sido caro
Artículo siguienteTeoría política y realidad concreta
@deepfocusmagaz [email protected]