Los hilvanes de Marica convertidos en arte

María Bravo, originaria de Tulancingo, creó unas esculturas textiles con un nivel en el detalle inigualable

Pachuca.- María Bravo Becerril, o como todos la llamaban Marica, fue una mujer que vivió dentro de la fábrica de telas San Luis, en el mero centro de Tulancingo, creó esculturas textiles con un nivel en el detalle inigualable que regalaba a los vecinos y amigos, piezas que rebasan los 50 años de antigüedad y que fueron encontradas hace poco por su familia.

Marica nació en 1878 y hasta los últimos cinco años de su vida, de los 99 que vivió, estuvo fabricando muñecas, o como ahora son consideradas esculturas textiles, al principio eran piezas muy pequeñas con menos detalles y después de un tiempo poco a poco fue añadiendo más elementos a cada una.

hilvanes de Marica,arte

Francisco Luis Bravo Bravo, María de Carmen Bravo Hernández y Luis Francisco Bravo Montalván reunieron un considerable número de piezas para montar una exposición con 47 piezas.

“En casa mi esposa estuvo buscando los adornos para el árbol de Navidad, encontró una caja, la abrió y vio que había muchas muñequitas, las sacó y nos gustaron mucho; las expusimos en la chimenea en la cornisa durante unos días”, explicó Francisco Luis Bravo.

Hubo una persona que las vio y dijo que las piezas debían estar en un museo para que muchas personas las disfrutaran, fue entonces cuando comenzaron a reunir la mayor cantidad de muñecas para una exposición más grande.

Los hermanos, amistades y vecinos encontraron también algunas de las piezas que decidieron dar a la exposición; el fenómeno fue tal que más de 500 personas fueron a la casa de los Bravo para ver de cerca esas únicas piezas; incluso el obispo y el presidente municipal de Tulancingo visitaron la vivienda.

“Ella se exigía mucho, nos dicen que eso es único, pero necesitamos asesoría en varios ámbitos; no tenemos el registro de cuáles hizo primero, pero tienen muchos detalles de precisión, verdaderamente únicos”, explicó Luis Francisco Bravo.

hilvanes de Marica,arte

La hechura de esas muñecas es un proceso fascinante, la tela blanca era remojada en café con agua hasta tener el tono que Marica deseaba darle a la piel de las muñequillas; puntadas minuciosas reflejaban el gesto de los personajes entre los que hay mujeres adultas mayores, niñas, jóvenes, sacerdotes y hasta una representación del sagrado corazón de Jesús, cuyas heridas de los clavos de la cruz también están marcadas en la pieza.

“Las sillas donde se colocaron muchas de las esculturas las hacía con las plumas y el carrizo lo cortaba para armar la silla, como no había pegamento, utilizaba alfileres para unirlas, la mayoría son de modelo diferente.”

Marica elaboraba esas piezas y las obsequiaba a sus amistades, era una persona muy católica, pertenecía a una agrupación llamada Hijas de María y ahí tenía amigos a los que también les daba las piezas.

hilvanes de Marica,arte

“Las muñequillas están plagadas de curiosidades, cosas que no nos explicamos cómo las hacía, por ejemplo los anteojos, los anillos de los dedos, los aretes de las mujeres. Han prevalecido por tres generaciones, es increíble lo bien que se conservan; sabemos que hay más por ahí.”

Cada figura tiene un movimiento y expresión, incluso forman cuadros de momentos cotidianos en los que parece hay una historia entre sí; los estampados y accesorios tienen un equilibrio entre la escala y las posiciones.

Aunque la exposición ya cerró sus puertas, familiares de Marica adelantaron que tienen planes para que en un futuro pueda exponerse a un número mayor de público.

hilvanes de Marica,arte

“Ahora vamos a seguir adelante para ver cómo podemos sacarlas a otros lados, queremos hacer un álbum fotográficos con todos los detalles posibles, después registrar las piezas y más adelante veremos lo que podemos hacer, nos interesa que se difunda en todos lados.”

Los detalles más mínimos pueden ser apreciados en las esculturas, desde el cabello en distintos peinados, hasta la profundidad de las fosas nasales, pasando por la postura de la persona e incluso las vestimentas y accesorios como libros e hilos para tejer, un conjunto de elementos que Marica unió en piezas que hoy son consideradas por muchos como verdaderas obras de arte.

hilvanes de Marica,arte

  • Aunque las piezas ya no están en exposición, familiares de la mujer planean volver a presentarlas en un espacio adecuado para que puedan ser contempladas y admiradas, pues refieren que son únicas

Comentarios