Tres varones, en un espectáculo fársico musical, reúnen sus esfuerzos creativos para liberar sus deseos de libertad e identidad social. Como si sus frustraciones le importaran al mundo. Sin embargo el resultado de su trabajo es X las malas, obra escrita y protagonizada por Carlos Alva con la actuación de Francisco Cárdenas, bajo la dirección escénica de Rodrigo Carrillo Tripp, en la Purísima Teatro.
¿De cuántas formas se puede hablar de libertad?
¿Cuál el derecho de un ciudadano del mundo?
¿Quién es el represor del individuo?
Esas preguntas son contestadas en una serie de pegajosas cancioncitas que revelan el interior de una serie de personajes que emergen de la mente de Jaime, un hombre confundido que asiste al psicólogo para tratar de resolver sus múltiples problemas de identidad. Por medio de hipnosis el psicólogo lo introduce en su propio universo femenino, para encarnar una serie de personajes históricos e histéricos: mujeres famosas por sus escándalos sexuales, sus influencias políticas y sus historias tormentosas. Éstas son Marilyn Monroe, Ana Bolena, Cleopatra y Matahari.
Es evidente que el actor cumple su fantasía de vestirse majestuosamente como estas mujeres, porque toda la vida ha deseado ser una bella damita. Pero al interpretarlas narra los tormentos de la sensual Marilyn, el enojo de la traicionada Bolenita, las aventuras de la apasionada suicida de Cleo y las desvergonzadas acciones de la famosa espía sexual, Mathari.
He de confesar que si Carlitos hiciera algunas abdominales y fuera más acinturado, provocaría una pasión desbordada en mis pantalones. Pero afortunadamente mi hombría está bien cimentada en mi propio psique, por lo tanto es incuestionable. Pero al ver ese espectáculo habría que preguntarnos:
¿Por qué una persona finge ser algo que no es?
¿Cómo un ser inocente puede ser feliz en un mundo tan falso?
¿Por qué a las niñas no les dicen que son bonitas (aunque no lo sean)?
¿Por qué a los hombres no les dicen que son importantes (aunque no lo sean)?
¿Será que los seres humanos padecemos de tan baja autoestima, que la depositamos en los seres más vulnerables por frustración propia?
Al reflexionar musicalmente sobre esos cuestionamientos, el espectáculo realiza una sanación emocional en el espectador. Gracias a la valentía escénica de Carlos y Francisco, muestran la ridiculez de la falsedad social. Jaime libera al espectador, por medio de la música y el baile, el canto de nuestras risas para volvernos héroes de nuestra vida. La única forma de encontrar la libertad, el amor y la propia identidad es cantando. Y es mejor si es en un cabaret.
Pero como a los pachuqueños nos interesa ser cultos, bellos y buenos, es más recomendable asistir al teatro.
X las malas tendrá sus últimas funciones el 30 de noviembre, primero y 2 de diciembre a las 20 horas. en el teatro la Purísima, ubicado dentro de las instalaciones de Club Universitario Real del Monte, frente al barrio La Españita, en Pachuca.

Comentarios