El año que está por culminar nos dejó grandes juegos e increíbles experiencias a todos y todas los que tenemos la afición de puchar botones a lo bestia. Y como recordar es volver a vivir, aquí un breve listado de lo mejor que jugamos durante 2018, esperando que el nuevo año sea igual o más impresionante en cuanto a videojuegos se refiere…
Extra. Detroit become human. El género de aventura gráfica se mostró en su máxima expresión gracias a la imaginativa de David Cage y el desarrollo de Quantic Dream. Aquí seguimos la aventura de unos androides que encuentran su propia humanidad en un futuro lejano que, por alguna razón, se siente muy, muy cercano. Así que si no eres de los que les gustan apretar botonazos al por mayor, pero te intrigan las narrativas de larga duración y donde cada decisión cuenta, este título de PS4 es lo tuyo.

6. Dragon ball fighterz. Justo cuando pensábamos que DBZ: Budokai tenkaichi 3 era el mejor juego basado en el querido Gokú y todos sus amigos, la gente de Bandai nos calló la boca con ese juego de pelea. Gráficos sensacionales, animaciones al estilo del anime, muchos personajes y el frenesí que caracteriza a las artes marciales definieron a ese título que es apuesta segura para las reuniones con amigos y primos. Aparte es multiplataforma, así que no se puede pedir más.

5. Octopath traveler. Aunque no hubo muchos títulos para Nintendo Switch, los que salieron poseen gran calidad y uno de ellos es esa aventura RPG de Square Enix. Ahí sigues la historia de ocho viajeros que deben unirse para hacer frente a un mal que acecha la tierra donde viven. Su estética pixelada nos transporta a nuestra infancia mientras que su combate por turnos nos refiere a clásicos como Final fantasy o Chrono trigger. Si tienes la consola de Nintendo, es un infaltable en tu colección.

4. Marvel’s Spider-Man. El héroe insignia de la casa de las ideas hizo su arribo a la presente generación de consolas con una aventura de mundo abierto con mucho por hacer y hartas misiones por resolver. A pesar de que nos recuerda un poco al Batman de Rocksteady, el juego del hombre araña se sostiene por sí solo gracias a su carismático protagonista, su tremenda historia y las múltiples tareas por completar. Disponible para PS4.

3. Super smash bros ultimate. El máximo crossover de Nintendo es un diamante. En serio. Más de 70 peleadores, 100 escenarios, 100 ítems, mil espíritus y la oportunidad de jugar en modo local con ocho jugadores lo vuelven en una alocada sesión de peleas donde Mario, Fox, Kirby, Link y demás personajes brillan como nunca. Y si a eso le agregamos un modo historia robusto, tenemos el juego de pelea más completo del año, así como una de las más gratas apuestas que la gran N pudo haber hecho. La espera valió la pena.

2. God of war. Cuando Sony anunció que habría un nuevo Dios de la guerra, ahora basado en la mitología nórdica, más de uno pegó el grito en el cielo. A pesar de ello, el resultado final es memorable: Kratos viaja por las tierras del norte para completar la última voluntad de su difunta esposa Faye, al tiempo que enseña a su hijo Atreus a sobrevivir a un mundo lleno de peligros. Brutal, emotivo y con mucho corazón, God of war es la joya que faltaba en esa corona llamada PlayStation.

1. Read dead redemption 2. Rockstar tardó ocho años en realizar esa secuela y ahora entendemos por qué; hicieron el videojuego que, sin temor a dudas, está definiendo la presente generación de consolas. La historia del cuatrero Arthur Morgan es entrañable de principio a fin, como si tuviéramos a Sergio Leone haciendo la película de vaqueros definitiva. Si eso no te convence, el mundo abierto y las múltiples tareas lo harán, desde cazar un oso, conocer las costumbres de los nativos estadunidenses, hasta, incluso, cazar a un vampiro western. Sí, RDR2 es el juego con el que soñamos.

¡¡¡Feliz 2019!!!

@Lucasvselmundo
[email protected]

Comentarios