En el comercio exterior sin lugar a dudas se expresan relaciones de poder. Bajo esta premisa, toda actividad mercantil no es una construcción abstracta que actúa como la “mano invisible” que organiza a productores y consumidores que se reúnen para satisfacer libremente sus necesidades.
En tal virtud, las relaciones mercantiles reconfiguran todo el espectro total y lo hace a través de hombres y mujeres de estado que promueven acuerdos, asumen reglamentaciones y establecen condiciones para que todo el proceso funcione.
El politólogo italiano Antonio Gramsci señaló en diversas de sus obras que la visión del mundo capitalista se formaba en la fábrica y que funcionaba como dominante o hegemónica, apoyándose en diversos mecanismos, entre ellos, la conformación de opinión pública y la construcción de legitimidad del modo de vida americano o capitalista que promueven los intelectuales orgánicos o legitimadores del statu quo.
En consecuencia, en el marco de las negociaciones del TLCAN es necesario identificar los perfiles de los que encabezan los grupos de negociación, de tal forma que nos permita aproximarnos a su trayectoria personal e intereses que defenderán en las negociaciones. Los líderes de cada grupo representan a un estado nación, pero sus decisiones en gran medida estarán determinadas por su propia historia personal, el interés de un grupo o sector particular y su capacidad de negociación.

Robert Lighthizer: el conservador y
opositor al multilateralismo

Es la cabeza más visible del equipo negociador estadunidense, sus estudios de licenciatura y doctorado los realizó en la Universidad de Georgetown. Ha tenido una experiencia en varios gobiernos estadunidenses en materia de negociación de acuerdos internacionales bilaterales. Por su experiencia como representante adjunto de comercio en la administración de Reagan, fue responsable de lidiar con una oleada de importaciones de acero y automóviles desde Japón en la década de 1980. El presidente Donald Trump buscará cristalizar sus promesas de campaña a través de Robert Lighthizer, particularmente en disminuir el déficit comercial que este país tiene con China y México. Se trata de un negociador conservador que no cederá un centímetro, pugnando más por el bilateralismo en detrimento de los acuerdos multilaterales.
Chyrstia Freeman:
la visión progresista

La ministra de Relaciones Exteriores que encabeza la delegación de negociadores canadienses tiene la Licenciatura en historia y literatura rusa por la Universidad de Harvard, a su vez cuenta con Maestría en estudios eslavos por el St Anthony’s College en Oxford. Su trayectoria profesional la muestra como una líder con una visión muy amplia de desarrollo y de respeto a los derechos humanos, por lo que incluso nuestro gobierno debería de aprovechar este perfil ya que en varios momentos se ha manifestado a favor de negociar en bloque.
Freeman ha insistido en la renegociación de un tratado más progresivo y que incorpore temas como el medio ambiente, derechos indígenas e inteligencia artificial. A toda costa los negociadores estadounidenses buscarán romper una futura alianza entre México y Canadá con el fin de doblegar voluntades.

Ildefonso Guajardo: tras la
sombra de Videgaray

El Secretario de Economia, que encabeza al equipo negociador mexicano es licenciado en economía por la Universidad Autónoma de Nuevo León, cuenta con maestría en economía en la Universidad Estatal de Arizona y doctorado en finanzas públicas y economía en la Universidad de Pennsylvania. Diversas críticas han caído sobre la capacidad con la que cuenta Guajardo y que además su participación ha sido opacada por el dinamismo que ha tenido el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray. Aunado a ello, la negociación a la que se enfrenta el líder del equipo mexicano será la de pugnar por una negociación donde siempre participe Canadá y evitar a toda costa poner sobre la mesa de negociación el tema energético.
Si nuestras élites políticas no perciben el sentido histórico de esta renegociación, estaremos condenando a nuestras generaciones venideras a replicar esquemas dependentistas. Debe de pesar más el interés nacional de México que el cálculo político para permanecer en el poder o evitar que otro partido gobernante asuma el desenlace de este tratado comercial.

 

[email protected]
[email protected]

Rating: 4.0. From 4 votes.
Please wait...

Comentarios