Faltan escasamente nueve días para que se celebren las elecciones extraordinarias a presidente o presidenta municipal en Omitlán de Juárez, municipio hidalguense que busca convertirse en pueblo mágico, y las campañas no levantan interés sino suspicacias.

¿A qué va este espacio? La semana pasada, el 18 de noviembre, la candidata del Partido Acción Nacional Benita Zarco Amador ofreció conferencia de prensa en la sede del comité directivo estatal para denunciar que su casa de campaña había sido baleada por desconocidos.

Inmediatamente dio aviso a la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo. Benita calificó la supuesta balacera como un hecho aislado, pues hasta el momento era el único incidente durante la campaña.

Ayer saltó la inesperada denuncia del Partido de la Revolución Democrática ante el Instituto Estatal Electoral (IEE) sobre la presencia de propaganda negra en contra de Estela Ríos, candidata a la alcaldía de Omitlán por el sol azteca.

En sesión ordinaria del consejo electoral del IEE el partido indicó que los hechos ocurrieron el miércoles, cuando detectaron dichos panfletos tirados en la calle, lo que inmediatamente fue calificado como violencia de género y política.

Unas horas después de la denuncia perredista, Luis Ordaz Ríos, candidato del Partido Verde Ecologista de México, confirmó que su equipo de campaña sufrió un atentado por sujetos que, a bordo de una camioneta, sacaron de la carretera el auto en el que viajaban los verde ecologistas tras negarse a entregar sus teléfonos celulares, con los cuales habían fotografiado un camión con logos del PRI que tiraba tezontle en la localidad Puentecillas.

Durante entrevista telefónica, el candidato puntualizó que dos integrantes de su equipo sufrieron lesiones graves. Verdad o no, suspicazmente de los seis partidos que contienden en la extraordinaria en ese municipio enclavado en el corazón de la comarca minera, la mitad se dice víctima de atentados, sin detenidos ni documentos probatorios ante la autoridad correspondiente.

Entrevistado hace unos días por este diario, el candidato de Movimiento Ciudadano Rafael Martínez González admitió que el ambiente entre la población es de desilusión y desánimo para participar en el proceso. Sin poner en tela de juicio las denuncias de los abanderados, seguramente las declaraciones del aspirante naranja no están tan fuera de lugar y quizá, ojalá nos equivoquemos, la mejor estrategia de azules, verdes y amarillos es replegarse y apostarle a la compasión electoral.

Prueba de lo anterior es que no hubo respuesta de organizaciones para promover el voto, además sólo tres personas fueron registradas como observadoras. De filón.

No es una graciosa concesión que la amenaza del terremoto Trump haya despertado la buena voluntad del gobierno para liberar el Fondo de Atención al Migrante, que este año tiene un incremento de 4 millones de pesos para Hidalgo respecto a 2014; que no se justifique el retraso en la entrega del dinero por parte de la filosa Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios