Televisa doblega a la Marina

A las 15 horas del jueves 21 de septiembre, el subsecretario de la Marina, almirante Ángel Enrique Sarmiento, sorprendió a todos y enfureció a los directivos de Televisa al declarar que el caso de la niña Frida Sofía “no fue realidad”.
En pantalla, Carlos Loret de Mola y Denise Maerker salieron a defender la cobertura de su empresa y responsabilizaron del “error informativo” a la Secretaría de Marina ante lo que resultó una patraña.
“Es importante decir que la información que hemos dado a conocer se basó exclusivamente en fuentes oficiales identificables, en las entrevistas que realizamos con el personal gubernamental y los rescatistas que trabajan en la zona del derrumbe”, afirmó Maerker.
Ambos conductores se dijeron “sorprendidos”, “anonadados”, “indignados” por las declaraciones del almirante Sarmiento y le exigieron a la Marina una aclaración de lo sucedido.
El Oficial Mayor de la Marina José Luis Vergara, la “fuente oficial” de Televisa, también se dijo sorprendido por las declaraciones del subsecretario y afirmó que si la información proporcionada fue errónea “no fue por un afán malévolo”. Reiteró que podía quedar con vida alguien en los escombros del colegio.
Para esas horas, familiares y madres de los menores del centro escolar declararon a varios medios que las autoridades les prohibieron hablar públicamente y afirmaron que ya no había alumnos vivos debajo de los escombros.
En un acto insólito, a las 22 horas, los dos altos mandos de la Marina, el subsecretario Sarmiento y el oficial mayor Vergara leyeron una declaración pública para pedir disculpas y afirmar que la farsa de la niña Frida Sofía no fue “para generar falsas expectativas”.
“Ofrezco a los mexicanos una disculpa por la información vertida esta tarde donde afirmé que la Marina contaba con los detalles de esta supuesta menor sobreviviente en la tragedia. La información que prevalece hasta este momento no asegura si se trata de una persona mayor o una niña”, afirmó el almirante Sarmiento.
La prensa internacional, especialmente los medios norteamericanos, consideraron la farsa de la niña Frida Sofía como una “vergüenza para el gobierno mexicano” (The Washington Post), y que había “enfurecido a muchos mexicanos, que sentían que habían sido alimentados por una falsa narrativa de esperanza por parte de la prensa y funcionarios públicos” (The New York Times).
La cadena Univisión, asociada a Televisa, recordó que la historia de Frida Sofía “repite el patrón de la de Monchito, un niño de nueve años que supuestamente terminó sepultado bajo los escombros que dejó el terremoto del 19 de septiembre de 1985”.
Los usuarios de Twitter convirtieron en trending topic la frase “Apaga Televisa” en franca protesta por la cobertura mediática de la principal empresa de comunicación del país.
Televisa ya no volvió a mencionar el nombre de Frida Sofía y comenzó a criticar y a dar voz a los reclamos surgidos en las redes sociales para privilegiar el rescate en las áreas afectadas, así como los “inminentes derrumbes” de otros edificios en la Ciudad de México.
El titular de Educación Pública Aurelio Nuño no volvió a mencionar nada sobre el caso y se alejó de la zona del desastre. El aspirante presidencial priista dejó intactos tres mensajes en Twitter que redactó el 20 de septiembre para señalar que “diversos medios han dado a conocer información no confirmada sobre el operativo de rescate en el colegio Enrique Rébsamen”, que hasta ese momento “no ha habido nuevos rescates ni se tiene confirmación del número de supervivientes y la única información oficial será la que dé a conocer el mando de la operación, a cargo de la Secretaría de Marina”.

 

 

“Rescate primero” y anónimos por Whatsapp
En paralelo con el telemontaje fallido de Televisa, la Secretaría de Marina y la SEP, en las redes sociales crecieron los rumores sobre derrumbes de edificios y suspensión de las labores de rescate. Tan intensos fueron los rumores que el titular de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación Luis Felipe Puente afirmó en conferencia de prensa que “es falso que se estén demoliendo estructuras donde puedan haber sobrevivientes”.
Puente convocó a los mexicanos a “no hacer caso a los rumores” y sentenció que “todos los puntos que han sufrido afectación serán atendidos”. La crisis surgida tras la invención de la niña Frida Sofía y el enfrentamiento entre Televisa y la Secretaría de Marina generó una crisis de confianza en las versiones oficiales y en la cobertura de los medios electrónicos.
A tres días de los sismos, muchos usuarios de las redes sociales hacían más caso a audios anónimos que circularon a través de Whatsapp, con la voz de una mujer que decía:
“Por favor requiero de su apoyo. Tengo 4 por ciento de pila. Estoy afuera del colegio Rébsamen. Hablé con rescatistas mexicanos y unos estadunidenses. Sí hay niños dentro y en unas horas van a meter un bulldozer porque el gobierno no quiere que huela a muerto… hay un desmadre de comunicación, el gobierno está manipulando toda la comunicación, el único que está dentro es Televisa… los americanos dicen que sí detectaron a cinco niños vivos.”
El mensaje, a pesar de su falta de veracidad, fue ampliamente difundido en las redes sociales. Otro, muy similar, con la voz de un hombre “de los servicios administrativos del gobierno capitalino” decía que era verídica esa advertencia del derrumbe.

Comentarios