Continuamos con nuestro listado de los mejores videojuegos publicados en este año. Reiteramos que nuestra selección comprende títulos inéditos, secuelas, expansiones, remakes y remasterizaciones publicadas a lo largo de este año y que por su jugabilidad, historia, gráficos, entre otros factores, se han ganado un merecido lugar aquí.

Dragon Ball Z Kakarot: Jugar a ser Gokú nunca fue tan divertido. Basado en el popular manganime de Akira Toriyama, DBZ Kakarot nos pone en la piel de los guerreros Z, quienes deben defender a la Tierra de diversas amenazas. Ya sea enfrentando al malvado Freezer o transformándonos en súper saiyajin, este título es el juego de Kokún que siempre quisimos pero que hasta ahora obtenemos.

Call of Duty: Warzone: La expansión de Call of Duty: Modern Warfare es simplemente maravillosa, adictiva y gratuita. La inmersión de la popular franquicia de guerra en el género battle royale es afortunada, fresca y reimagina las batallas por equipos en un mapa enorme donde sobrevivir es la tarea. Si bien el peso del juego (ya ronda por los 200 GB) es una grosería, este juego es una experiencia que debe probarse siquiera una vez.

Doom Eternal: Luego de un bajón tras el infame Fallout 76, la desarrolladora Bethesda limpia su nombre con esta nueva secuela de una de las franquicias más legendarias de la industria: Doom. El título, que además continúa la senda creada por el remake de 2016, es un verdadero macizo donde la violencia, el frenesí y la acción son cosa seria. Ser el Doom Guy nunca había sido una tarea tan brutal.

Final Fantasy VII Remake: El juego original es todo un clásico, y probablemente uno de los 10 mejores títulos de la historia, por lo que cabía la pregunta de si era necesario un refrito. Sin embargo, tras dar nuestros primeros pasos con este videojuego nos dimos cuenta que era tiempo de presentar FFVII a una nueva generación de gamers. Así, a través de una mejora gráfica notable, mecánicas abundantes pero digeribles y secuencias de combate totalmente reimaginadas, el legendario RPG de Square Enix retorna para volver a enamorarnos y conseguir nuevos fans.

Animal Crossing: New Horizons: La joya de Nintendo ahora nos lleva a una isla desierta que podemos modificar a nuestro antojo. Ya sea obteniendo recursos, buscando habitantes para que se muden con nosotros, obteniendo peces, fósiles e insectos para el museo o visitando amigos, Animal Crossing nos ha enseñado que no se necesita competir o pasar niveles para disfrutar un videojuego; basta con la disposición de divertirnos, echar a volar la imaginación y aflorar nuestra creatividad. Así, sin querer queriendo, la gran N nos dio alegría para hacer frente a la pesadumbre de la pandemia que vivimos en el mundo real.

The Last of Us Part II: En 2013, Naughty Dog contribuyó a cambiar la manera en la que percibimos los videojuegos con una obra sobre un adulto y una niña que deben cruzar EU de lado a lado en medio de una pandemia. Siete años después, el brutal mundo de The Last of Us retorna a nuestros hogares con una historia que cuestiona profundamente nuestra moral. A simple vista, luce como una trama sobre venganza; pero si contemplamos detenidamente, nos encontramos con una historia sobre nuestro mundo actual: dispar, desolador y cruel pero, al mismo tiempo, bello, emotivo y esperanzador. Un título que debe jugarse sí o sí.

Ahí está. ¿Están de acuerdo con esta lista? ¿Cuáles serán los mejores títulos para lo que resta del año? Pues bien, en el futuro lo sabremos. Por lo mientras, jueguen mucho y quédense en casa.

@Lucasvselmundo
[email protected]

Comentarios