Para aguantar los epítetos que se oyen en las calles y las plazas donde se paran los esposos Calderón Zavala Gómez del Campo, se requiere una gran dosis de desfachatez. No solo eso. Se necesita tener incontinencia supina ante la corrupción, libertinaje moral, lascivia ante el poder, morbo enfermizo para continuar con el daño hacia los demás.
Solo la hipocresía vital, reforzada por largos años de pudibundismo ante las sacristías, de un comportamiento gazmoño ante la feligresía panista, de asaltar, asesinar y saquear escondiendo la mano, ha construido una candidatura, la de la llamada Calderona, que se ha dedicado a pasar por encima de todas las leyes y los principios de la franquicia blanquiazul.
Margarita Zavala Gómez del Campo y su consorte Felipe de Jesús Calderón Hinojosa recorren los caminos, los aeropuertos y los hoteles de México gastando a manos llenas los recursos provenientes del trasiego que administra con saña inaudita Genaro García Luna, su virtual jefe de campaña, que para eso fue habilitado como dueño de los billonarios presupuestos y venta de plazas al narco durante todo el sexenio calderonista, una larga noche aciaga para el país.

Lista para repetir la historia de infamias del maligno calderonato

El currículo de Margarita y su paso como la Dama del Rebozo en Los Pinos revelan, más que a una esposa del expresidente, a una jefa de pandilla, que aprovechó sin reparar en mientes todos los beneficios de una actividad demasiado lucrativa, la guerra contra el narcotráfico, para retacar sus alforjas de dinero ensangrentado.
Una rara especie de mujer política que se atrevió en días pasados a solicitar la intervención electoral del desquiciado Donald Trump en los comicios mexicanos del 2018 para levantarle la mano, previa garantía de que ella sí sería su mejor aliada en todas las sandeces. Así quedó demostrado en sus palabras frente a John McCain, el senador republicano que perdió frente a Barack Obama.
Según la parejita Zavala-Calderón, México está preparado para repetir la historia de infamias que escenificó su familia empoderada. Los estropicios de ella, su padre, sus hermanos, sus primos, que cayeron como un azote sobre todas las nóminas gubernamentales. La lluvia de contratos provenientes del SAT, el IMSS, Pemex, CFE, Gobernación, Sedesol, IFE, Educación Pública no les han dejado satisfechos. Vienen por todo.

Encubrimiento de todas las operaciones del Chapo Guzmán

Sus primos, Carlos Castañeda Gómez del Campo, habilitado como proveedor, defraudador del IMSS; Felipe Zavala Mc Gregor, asesinado por extorsionador; Luis Gómez del Campo, beneficiado por contratos de Pemex durante ese sexenio; Marcia Gómez del Campo, concesionaria de la Guardería ABC de Hermosillo, incinerando 49 bebés y 104 seriamente lastimados, hasta la fecha impune, forman el catálogo de la inmundicia.
El encubrimiento a rajatabla de todas las operaciones del Chapo Guzmán, el narco favorito del calderonato, el vector necesario para producir los 200 carteles de la droga que operan actualmente en el territorio mexicano, protegidos para destrozar, secuestrar, torturar, decapitar y suprimir a ciudadanos indefensos, fue uno de los grandes logros de la dupla Calderón-Zavala.
‎El saqueo inclemente de Margarita Zavala Gómez del Campo a todos los haberes, a través de la colocación de todos los jefes de compras del gobierno central, descentralizado y desconcentrado, obligados a reportarle porcentajes altísimos de todas las adquisiciones a la inefable Dama del Rebozo mordido, es una marca insuperable.

Hildebrando Zavala en un fraude de 3 mil 300 millones en Homex

‎Para colmo, la denuncia colectiva de inversionistas estadunidenses que han sido defraudados por la empresa viviendera de su hermano Hildebrando Zavala Gómez del Campo, accionista y copropietario de la Desarrolladora Homex, acusado de colocar 400 millones de bonos fantasmas, cuyos títulos de propiedad fueron quemados por los aprovechados gandules, protegidos por Margarita Zavala, es el sello de la vergüenza.
La Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) denunció el fraude por 3 mil 300 millones de dólares, ‎perpetrado por Hildebrando, cotizador en la Bolsa de Nueva York, al descubrir por medio de aerofotogrametría, con imágenes satelitales, que Homex fingió la construcción y venta de 100 mil viviendas, inexistentes en el estado panista de Guanajuato.
Todo un entrambulique financiero penado con rigores de toda laya, una vez que la mexicana Bolsa de Valores local, manejada por zedillistas y salinistas obedientes a las órdenes de Joseph Cordova Montoya, que “gracias a un proceso de capitalización de pasivos y créditos bancarios” inexistentes, había dado una calificación de 35.4 por ciento y un reconocimiento de utilidades por 3 mil 752 millones de pesos a la empresa de Hildebrando.

La Bolsa de NY lo sanciona; la Bolsa mexicana lo encubre y premia

Aceptando de entrada que los informes de Eustaquio de Nicolás, el testaferro de Hildebrando, aparente propietario de Homex, construiría 18 mil “pichoneras” durante 2016 en Nuevo León, Veracruz, Tabasco, Querétaro, Estado de México, Sinaloa, a sabiendas de que Hildebrando no había siquiera comprado los terrenos.
‎Aceptando, sus valedores de la Bolsa de Valores chichimeca, que las construcciones cubrían todos los requisitos de ley, cuando es sabido que se trata de fraudes maquinados, con devoluciones de impuestos escandalosas, y sobre permisos amañados, donde la famosa constructora se pasa por el arco del triunfo hasta las manifestaciones de impactos ambientales.

El fraude de 2006, con los softwares del cuñado de Calderón

Los tentáculos de Homex, la constructora de Hildebrando Zavala, hermano de Margarita, son insospechados.‎ Derivan de aquella operación en la que durante las elecciones fraudulentas del 2006 que le dieron el triunfo al borrachín Felipe Calderón, su cuñado vendía al IFE los softwares que se emplearon para asestar el golpe del Programa de resultados preliminares.
Desde ahí se implementó el nefasto algoritmo que evitaba digitalmente cualquier desventaja del candidato del PAN en los resultados que emitían las urnas, y llevar su adelanto electoral hasta el final, cuando se sentó en la silla presidencial, previo enjarete ilegal de la banda presidencial en San Lázaro, el petimetre michoacano. Y de ahí, a masacrar mexicanos con la obsecuencia y el empuje de Margarita Zavala y su familia, los verdaderos mandones en Los Pinos.

El SAT le devolvió a Hildebrando 521 millones de impuestos

Y a partir de ahí, los Calderón- Zavala se dedicaron a cobrar los favores a Estados Unidos: proteger al Chapo Guzmán. Y por haber ordenado la guerra contra el narcotráfico, que a la fecha reporta más de 200 mil víctimas inocentes. Ejecutados extrajudicialmente, torturados y asesinados por órdenes de la familia panista.
Y a cobrarle el favor a los mexicanos: las empresas fundadas por Hildebrando y los primos gozaron de toda la complacencia gubernamental. Meta Data y Servicios Integrados para la Alta Empresa, entre decenas de otras, continúan en el toluquismo recibiendo disculpas fiscales del SAT. En 2015 se les devolvieron 521 millones de impuestos no pagados. Fueron los que, un año después de las elecciones del 2006, digitalizaron el registro público de la propiedad en Yucatán.
Los mismos que, a un costo de 300 millones, dieron el soporte de software al SAT para desarrollar y mantener sus aplicaciones. Una cacería de brujas pensada para preservar la inmunidad de las decenas de empresas de la familia de Margarita Zavala Gómez del Campo, la impoluta (jejeje) precandidata del PAN a la presidencia de la República.
Los mismos que ponen en vergüenza a los mexicanos frente a los ahorradores gringos y los mismos que explotan la falta de viviendas y empleos de la población, necesidades que solo sirven para capitalizar pasivos y conseguir créditos bancarios fantasmas. Se enriquecen geométricamente a base de torturar la miseria.

¿Otra oscura negociación EPN – Calderón para la repartacha?

¿Qué habremos hecho los mexicanos para ser objetos de esta burla descarada, de esta desfachatez infinita, de esta hipocresía diabólica?
¿Usted qué hubiera hecho?, pregunta desde Los Pinos el que, a falta de caballada, piensa en otro arreglo en lo oscurito con los panistas, para siquiera compartir los beneficios y la impunidad absoluta, ¿no cree usted?

Índice Flamígero: Las más sinceras felicitaciones del equipo al colega Joel Hernández Santiago, colaborador imprescindible del “Índice Político” por el Premio de Periodismo, otorgado por el Club de Periodistas, en la categoría de artículo editorial. ¡Enhorabuena, gran Joel! + + + Ahí, en la ceremonia de entrega de preseas, Celeste Sáenz de Miera señaló que las balas que han cobrado la vida de decenas de colegas son las de “la corrupción y la ineficiencia para gobernar”. + + + Y donde menos se piensa salta la liebre: ahora que el fiscal nayarita ha caído en manos de la justicia estadounidense, quizá sea bueno revelar que la entidad del Pacífico, dizque gobernada por Roberto Sandoval –quien no se da cuenta de lo que sucede frente a sus narices– junto con Coahuila, de los Moreira, y Nuevo León, del autoproclamado Bronco, han formado una suerte de triángulo mágico y muy productivo. El hilo conductor ha sido y es Juan Armando Hinojosa Cantú, aparente propietario de la constructora presidencial Higa. Hasta donde se sabe, Hinojosa recogía las maletas con millones de pesos, que diligente entregaba y entrega a EPN, “ordeñadas”, eso sí, según consta entre quienes envían y quien recibe. Antes lo hizo con Rodrigo Medina –4 millones de dólares–, y con cantidades similares que enviaban a Los Pinos –con los atentos saludos–, Duarte Jáquez, de Chihuahua, Medina, de Nuevo León y, ¡claro!, Javier Duarte, de Veracruz. El aparente dueño de Higa, así las cosas, “le pica los ojos” a su cuate-socio Peña Nieto. + + + Quien también debe estar preocupado es Emilio Gamboa Patrón. Su socio César Duarte, ahora prófugo de la justicia, puede “cantar” todos los negocios que le dio en el sector salud, que el vicecoordinador de los priístas en el Senado –el “efectivo” es Humberto Castillejos– mantiene en cuando menos 14 entidades de nuestra saqueada República. + + + Por cierto que los sucesos chihuahuenses son motivo de comentario de don Alfredo Álvarez Barrón: “Antonio Tarín, exdirector de Adquisiciones en el gobierno del hoy prófugo César Duarte, obtuvo un amparo para evitar ser detenido por el delito de peculado, después de permanecer atrincherado en las oficinas del PRI en la Cámara de Diputados…” El Poeta del Nopal señala al respecto:

“Si sigue tal como va,
el templo legislativo,
tendrá nuevo apelativo:
¡la Cueva de Alí Babá!”

www.indicepolitico.net
[email protected]
@pacorodriguez

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorLa Defensoría del Público de Argentina, en riesgo
Artículo siguiente#FuertesIndicios
Columnista político desde 1977. Comentarista radiofónico y de televisión. Publica su columna “Índice político” en 47 medios de comunicación de la República mexicana y tres de Estados Unidos. Apunta con el Índice, pero también propone.