Los muertos de la México-Pachuca

577

Parece una broma de mal gusto pero es real: la noche del lunes murió otra persona luego de ser asaltada cuando viajaba en un autobús sobre la autopista México-Pachuca. Lo anterior luego de que apenas el fin de semana la académica y columnista de este diario Elvira Hernández Carballido también fuera víctima de un asalto mientras viajaba en un autobús de la línea ADO, en esa misma vía de comunicación. Y este mismo mes, el 7 de marzo, el profesor y artista plástico Ruy Lohengrin fue asesinado luego de sufrir un asalto, junto con otros pasajeros, también a bordo de un autobús sobre la misma autopista que comunica a Pachuca con la capital del país. Los citados asaltos son, por decirlo de alguna manera, los más célebres, pero estos actos delictivos son el pan de cada día en la México-Pachuca. ¿Qué han hecho las autoridades a raíz de esa ola de asaltos? Nada, solo declaraciones, las mismas de siempre: “Vamos a reforzar la seguridad”, “vamos a hacer más operativos”, pero no se ven o al menos no surten efecto. La prueba está en que la noche del lunes otra persona fue asesinada y que este fin de semana la doctora Elvira Hernández y otros pasajeros vivieron una pesadilla de la que guardarán secuelas, no solo económicas, sino también psicológicas. ¿Será tan difícil para los gobiernos sentarse y pensar en una estrategia para atacar ese mal que ya pinta para convertirse en una peligrosa epidemia? De filón. Para lo que sí es ágil el gobierno es para entregar recursos correspondientes al programa federal Prospera. Resulta que apenas durante el primer trimestre de este año, el gobierno del estado gestionó 637 millones de pesos para la inclusión de más de 56 mil nuevas familias a dicho programa a través de 54 municipios de Hidalgo. ¿Usted piensa mal?, nosotros también.

Comentarios