Pachuca.- El hígado es un órgano muy importante del organismo, por lo que es indispensable cuidarlo, ya que filtra la sangre y limpia de toxinas. Asimismo, almacena vitaminas y glucógeno, y sintetiza proteínas.
En el hígado se segrega la bilis, fundamental para la digestión, sobre todo de los lípidos y carbohidratos. Sin embargo, algunos hábitos provocan que el órgano esté sobrecargado y su función sea afectada.

No está bien si:

  • A nivel digestivo
    se tienen náuseas, inapetencia, gases, vértigo, estreñimiento o vómitos
  • A nivel cutáneo
    es habitual una tez amarillenta, piel grasa, caspa y también es posible presentar alopecia
  • A nivel metabólico
    se padece de cansancio, migrañas o cefaleas, problemas de visión borrosa
  • Mayores síntomas de alergia

Los problemas hepáticos
van muy relacionados con los problemas vesiculares. Cuando la vesícula o el hígado está sobrecargado o funciona mal, también lo está el otro órgano

 

 

 

 

Hábitos nocivos para
la salud hepática

Las costumbres insanas afectan de forma importante a la salud hepática y, en consecuencia, a todo el organismo. Como el hígado tiene una importante función de filtración de toxinas, si acumula demasiado se sobrecargará.
También será más difícil digerir grasas cuando el contenido es elevado o se tienen que quemar rápidamente.
Debe tenerse cuidado con los altos contenidos en azúcares en la dieta, sobre todo los azúcares simples, el hígado regula tanto las grasas como los azúcares. Si se comen muchos pasteles, chocolates y azúcares blancos, se forzará el funcionamiento del hígado. No debe olvidarse que algunas salsas tienen alto contenido en azúcar como kétchup, salsas barbacoa y otras. El azúcar se almacena en las células hepáticas, si hay demasiada, se saturan.

Comentarios