La competencia internacional es clara en los pilares que la sostienen: acceso irrestricto a mercados, producción en sectores prioritarios como la biotecnología, nanotecnología, electro informática, industria aeroespacial, producción de nuevos materiales, generación de energías alternas e inteligencia artificial.
Los centros de producción de tecnología de vanguardia de los países desarrollados ensayan cotidianamente bajo la lógica de romper los paradigmas establecidos, involucrando universidades, empresas y gobierno (particularmente la milicia), donde se encuentran científicos “no tradicionales” que materializan la competencia de este modelo económico establecido.
Bajo esta premisa, los clúster de pensamiento y producción de tecnología de los países desarrollados, también llamados hegemónicos, han marcado la ruta para reducir costos en la generación de los adelantos científicos mediante alianzas entre diversos actores que facilitan la sinergia entre ellos. Diversos ecosistemas tecnológicos se han creado bajo la concepción del precepto de la competencia internacional y el mantenimiento del liderazgo de los países que los promueven. Para ello, diversas naciones operan bajo la concepción dual de la tecnología como el Defense Advance Research Projects Agency (DARPA) de Estados Unidos (EU), o la European Defense Agency (EDA), que identifican al desarrollo tecnológico no solo como la generación de productos civiles que facilitan la vida cotidiana, sino que están íntimamente ligados a la defensa de la seguridad nacional. De hecho, varios instrumentos modernos que utilizamos en la vida cotidiana son resultado de esta concepción dual de la tecnología.
Silicon Valley, en EU, es un ejemplo de cómo se materializa la concepción de la producción de tecnología e innovación estratégica. Se trata de un centro de genuina generación de startups de tecnología de frontera, una comunidad abierta y flexible por la proximidad territorial entre las empresas, las universidades y el gobierno para establecer redes efectivas de cooperación (networking), que en conjunto absorben los costos del fracaso en el proceso de la inventiva y, obviamente, el éxito. Además, estos ecosistemas se caracterizan por ser centros de reclutamiento de capital humano de excelencia, científicos y analistas que generan pensamiento prospectivo que les permita avizorar escenarios en temas clave para asegurar el liderazgo en el marco de la competencia internacional.

El papel de la universidad
para el desarrollo

Frente a este panorama, la universidad pública está convocada a jugar un papel dinámico para diseñar y encabezar la ruta del desarrollo de nuestras regiones. No hay manera de que este nodo de formación de capital humano pueda abstraerse del diseño de una estrategia de largo plazo para nuestro país.
Las universidades públicas deben atender el llamado de varios pensadores comprometidos con la descolonización del pensamiento, que tiene en sus premisas la de romper la visión del mundo establecida por el pensamiento único u hegemónico. La trinchera docente y de investigación que nos ofrece la universidad es una oportunidad para la generación de egresados críticos y competentes, que entiendan su tiempo pero que también sepan cómo crear las condiciones materiales para disfrutarlo.
Pensar a contracorriente no es un llamado a revertir el orden establecido derribando puertas o poniendo barricadas. Pensar a contracorriente también es emular los desarrollos científicos exitosos de otras regiones, pero sin dejar de desatender las características y causas profundas que dan identidad a nuestras regiones.
Abramos puertas, desaprendamos, descolonicemos el pensamiento con propuestas científicas de vanguardia, exploremos otros modos de aprender, otros modos de escucharnos y otros modos de organizarnos.
La Feria Universitaria del Libro (FUL) 2017 de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), sin duda, hace parte de este compromiso histórico de esta casa del saber con los hidalguenses y con el mundo, es la fiesta cultural y científica más importante de nuestra entidad. La mejor forma de cambiar el mundo es con sopa de letras, sabe mejor y no hay que hacer gestos para disfrutarla.

Email: [email protected]

Rating: 4.0. From 3 votes.
Please wait...

Comentarios