Por los que salvaron al mundo

157
independiente

{ CARLOS ALVA* }

Recuerdo la manera en que fui observado al caminar por las calles de mi pueblo natal desde que tenía cuatro años, pues el morbo y los murmullos de la gente inspirados por mi “homosexualidad” (por desgracia descubierta por los que no tenían que hacer en su casa o una vida propia) causaron estragos en mi persona los próximos 13 años.
Salir del closet no ha sido fácil para muchos de nosotros, pero más que lastima o falsa empatía espero que los jóvenes lectores, de esta época “tan moderna y liberada” aún enclaustrados en sus propios miedos y deseos encuentren en mis palabras un poco de entereza para la aceptación.
Trillado le podrá parecer a muchos el tema de exigir tolerancia, sin en cambio el poder de la aceptación de ser quien uno es, o sea el de la “libertad” no se limita solo a las minorías o a determinado contexto histórico. Este es un tema universal.
Me he llevado gran sorpresa al encontrarme con amigos que callaron y otros que a su edad adulta aún protegen “el gran secreto” por temor a ser despreciados por sus familias, despedidos de sus empleos o por perder reconocimiento social.
Peor se torna el asunto cuando escucho a médicos divulgar que la homosexualidad “es una elección”, a líderes religiosos decir que estamos poseídos por espíritus de lascivia (y la verdad es que una que otra noche de tragos coquetos, la pista de baile y el éxtasis de la noche lo he llegado a pensar, ja).
Me pregunto, ¿qué pasa con la sociedad, su sentido común y con sus fuentes de información? ¿Qué pasa con los gobiernos que se unifican con el poder del clero y los medios para delimitar así sus intereses y estrategias de sumisión, represión y control? (Y no es por aludir a la triada del mal que gobierna nuestra nación; PRI/ Televisa/Iglesia Católica).
¿Cómo las sectas y dogmas que fomentan la heredad del pensamiento reduccionista sobreviven para incluso amenazar y atentar contra la vida e integridad de otro ser humano con diferentes intereses? (Como en el caso de Rusia, Siria o Los Emiratos Árabes, solo iniciando una larga lista).
En lo personal el embrollo de la cuna machista y la ignorancia de médicos, sacerdotes, pastores y mis propios padres me llevaron a la decisión oscura y necesaria de reprimir mi sentir hasta la
edad de 17 años.
Dando un vistazo a los registros del pasado podemos enumerar grandes personajes de la historia dotados de genialidad, sensibilidad y conocimiento, cuyos aportes son la base nuestra civilización. Entre ellos: Sócrates, Aristóteles, Platón, Julio César, Alejandro Magno, Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, el mismo Isaac Newton, Oscar Wilde, Adolf Hitler (el negrito en el arroz), Nicolás Maquiavelo, Alan Turing, Michel Foucault, Frank Kameny, Francis Bacon, Jean Genet, Federico García Lorca, James Joyce, Salvador Dalí, Salvador Novo, entre infinidad de talentos del pasado y presente.
Para cerrar, ¡agárrense!, pues solo por puro escándalo de los fieles que no ven más allá de su nariz adjunto a San Agustín, pensador que también dio testimonio de sus gustos culposos.
La identidad sexo genérica y las preferencias eróticas del ser humano son tan amplias, profundas e interesantes que no se limitan simplemente a la genética, al ámbito social o al de la psicología, sino que es parte de un todo. Las patologías, perversiones y demás extrañezas se encuentran en todos lados y no tienen por qué ser atribuidas a nadie solo por no corresponder a las reglas de una sociedad hipócritamente conservadora.
Confrontar a la familia, al club de amigos “macho alfa”, cortar a la novia que mejor dicho es la consejera que le da glamur y sentido a nuestras vidas no es nada fácil, sin embargo, se quedará con ustedes quien tenga que hacerlo después de abrir la caja de Pandora.
Joven lector abro este espacio (interesado en dialogar sobre lo que muchos saben, pero aún callan, “arriba o abajo del escenario”) para poder intercambiar y exponer tus opiniones e inquietudes a partir de temas que nos asaltan desde lo más recóndito de nuestro pensamiento, intereses, pasiones, miedos, sueños y demás. ¡Si te incumbe a ti, nos incumbe a todos!
[email protected]

*Creador escénico con énfasis en actuación, egresado del Instituto de Artes (UAEH) y con experiencia en producción, dramaturgia y danza contemporánea, su trabajo actual se enfoca al teatro cabaret y de sátira político-social

Rating: 2.5. From 2 votes.
Please wait...

Comentarios