Nada le hace más daño a un sistema electoral, ya sea estatal o federal, que un instituto en la materia evidencie tintes de opacidad, derroche económico desmedido y, de paso, genere poca confianza ciudadana. En la edición de este lunes el reportero José Manuel Martínez presenta una investigación sobre la compra de siete vehículos que hizo el Instituto Estatal Electoral (IEE) a la empresa Autos Argenta, representada legalmente por Mauricio Carrasco, esposo ni más ni menos que de la diputada local priista Mayka Ortega Eguiluz. El monto erogado rebasa los 6 millones de pesos, y fue, de acuerdo con la consejera presidenta del órgano electoral Guillermina Vázquez Benítez, una compra necesaria porque las anteriores unidades eran obsoletas. La información obtenida a través del sistema de transparencia refiere que el proceso de adquisición fue mediante el método de invitación a tres proveedores bajo el número IEEH-01-2016, sin embargo, no se dan a conocer cuáles fueron las otras empresas invitadas. Resulta todavía más suspicaz el actuar del árbitro electoral, que la empresa Autos Argenta es proveedora del gobierno estatal, con registro 284-16 ante la Secretaría de la Contraloría. Información oficial que pone entredicho los vínculos entre un sector de la élite en el poder y el máximo órgano que tiene bajo su responsabilidad conducir los procesos de elección popular. Qué es lo más delicado del tema: ¿El gasto, para muchos sectores, innecesario o la gestación de un posible conflicto de intereses? Usted, estimado lector, tendrá la mejor conclusión. Y es que fibras muy sensibles se trastocan cuando el dinero de un estado pobre como Hidalgo va a parar a la asistencia personal de servidores públicos. La consejera Guillermina Vázquez deberá responder las ataduras adquiridas con el partido oficial a través de la diputada Ortega Eguiluz, por cierto, exsecretaria de Desarrollo Social en la pasada administración. De filón. El gobernador Omar Fayad puso el dedo sobre la llaga, y con asombrosa ambición reunió a los principales empresarios del ramo inmobiliario industrial para presentar el abanico de oportunidades de desarrollo en la maltrecha tierra de trabajo.

Comentarios