YLIANA PÉREZ
Pachuca

El lenguaje sexual de una persona es reflejo del conocimiento del sexo en su área cognitiva, ya que cuando un individuo habla sobre ello expresa todos esos conocimientos almacenados sobre el tema. Sin embargo, existen personas que no hablan del sexo expresando todos sus conocimientos debido al tabú que existe en la sociedad.

Ahora bien, en el caso del lenguaje sexual usado por los adolescentes, actualmente se puede decir que es un lenguaje sin tabú, pero solo si se encuentran hablando con un grupo de amigos, con los cuales se sienten a gusto y en total confianza para hablar. Una gran interrogante es ¿por qué los adolescentes tienen un lenguaje sexual un poco cerrado frente de sus padres? En muchas ocasiones esto ocurre cuando los padres no hablan sobre sexo con sus hijos, sino por el contrario, evitan hablar del tema y, no obstante, tienden a regañarlos si se dan cuenta que estaban hablando de sexo con otra persona.

Aquí se encuentra el gran error de los padres, porque muchos de ellos tienen pena de hablar sobre sexo con sus hijos, y probablemente esto se deba a la forma de crianza que tuvieron, es decir, que a ellos no les dieron una libertad para hablar de sexo, entonces, eso mismo hacen cuando tienen a sus hijos, de esa forma se crea una cadena de tabúes sexuales que transciende de generación en generación.

A pesar de que aún existen tabúes sexuales en la sociedad, la mayoría de los adolescentes cada día hablan más de sexo de una forma abierta, pero se enfocan en tener temas relacionados con las sensaciones y posiciones sexuales. Las conversaciones más escuchadas en adolescentes se enfocan en temas como ¿qué posición sexual les gusta más?, que se siente rico tener sexo con una mujer que tenga senos grandes o que los hombres con el miembro grande son más placenteros y ¿ya sentiste tu primer orgasmo? Estos temas parecen ser los más importantes o resaltantes para ellos. En su lenguaje sexual se van a encontrar palabras muy coloquiales, pocas veces utilizan un lenguaje técnico.

Pero si bien es cierto que lo placentero es parte de una vida sexual, también es de gran importancia los cuidados sexuales, puesto que estos son una de las principales causas de embarazo precoz y enfermedades de transmisión sexual, que muchas veces se dan por desorientación y falta de conocimiento de temas relacionados. Los tabúes sexuales contribuyen a que las personas sientan pena de preguntar.
Si siempre nos encontramos en una constante evolución, ¿por qué no también evolucionamos internamente? ¿Por qué nuestra forma de pensar sexualmente no cambia para mejorar?

Enfocándose en las necesidades que tenemos como seres humanos de estar orientados en temas sexuales, que no solamente sirve para conocer cómo se da el proceso de concepción humana, sino también conocer todos los temas que tengan ver con una buena sexualidad, donde siempre esté inmerso el cuidado físico de la mujer y el hombre, por medio de preservativos y anticonceptivos, de igual modo conocer sobre la experimentación del disfrute sexual abierto y sin restricciones.

Comentarios