Dicen que la mejor manera de ocultar un secreto es hacerlo público y al mismo tiempo ajeno a la mirada colectiva.
El genio italiano para las artes alcanzó su cumbre en Florencia. El nacimiento de Giotto y la muerte de Miguel Ángel, 300 años fueron testigos de un renacimiento del arte como jamás haya contemplado ciudad alguna, era un manantial que fluía ininterrumpidamente en constante renovación. Orfebres, pintores, escultores, arquitectos y poetas surgieron con una profusión asombrosa. Un ciclo que vivió también Luxor, Babilonia y Bizancio; así lo menciona Robert Payne en su obra cumbre El mundo del arte publicada en 1974.
La historia es un libro abierto en donde cada día se escribe un nuevo episodio al devenir de nuestras generaciones, lo que nos lleva a la recreación, renovación y reconstrucción. Detengamos nuestra mirada a la arquitectura y todas las artes que han sido y seguirán siendo símbolo de la identidad de las naciones de este mundo, evidencia de las intervenciones más finas, demostraciones del perfeccionamiento de las habilidades de lo humano sobre la materia, una intención que nace de lo más profundo para atender los gustos más exigentes y hacer honor a la maestría.
Un liderazgo basado en la apreciación por el legado que las culturas sin distinción de ideologías nos han precedido, eso es una muestra de que pueden existir gobernantes, líderes sociales y agentes de cambio con sentido humanista, sin importar el credo o afiliación política que posean. La herencia artística es patrimonio de todos y un derecho que merece ser universal.
Actualmente se construyen las ciudades del futuro, que son hoy un presente, como ocurre en Dubai, el Emirato Árabe más grande de los siete; Fujisawa, Japón, ciudad que ahorrará energía y evitará los terremotos, fueron las premisas de su diseño y construcción; Abu Dabi, en donde sus más exquisitos gustos por el lujo y el arte, llevaron a crear una política hace más de 10 años para ceder los derechos de la marca del Louvre.
Si el famoso museo de París, motivo de muchas historias y uno de los palacios en donde se resguardan los tesoros más apreciados de las civilizaciones. En 2007 el gobierno francés y emiratí firmaron un acuerdo según los términos del mismo, Francia se compromete a prestar obras de arte, organizar exposiciones temporales, formar profesionales y aportar su experiencia museística, a cambio de mil millones de euros.
Un edificio sin precedentes de la firma de Jean Nouvel va a albergar la pinacoteca.
Van Gogh, Da Vinci y Monet, artistas inmortales, estarán presentes en su obra, en la inauguración de ese recinto consagrado a las más excelsas manifestaciones del arte. La cita, este 11 del 11 del presente año.
Cerca de 700 obras podrán ser apreciadas. La exhibición se centra en la historia antigua de las civilizaciones y las culturas, con una galería dedicada a las religiones universales en la que compartirán espacio una página del Corán azul, una Biblia gótica, un Pentateuco, así como textos budistas y taoístas.
“Representa nuestra convicción de que las naciones prosperan en la diversidad y la aceptación (del otro). Envía un mensaje de tolerancia”, declaró Mohamed Khalifa al Mubarak, presidente de la Autoridad de Turismo y Cultura de Abu Dabi, bajo cuya tutela ha sido erigida el museo.
Podemos entender que la tolerancia es uno de los tesoros inmateriales que debe ser custodiado por las leyes, y que desarrollado en la convivencia ciudadana local, puede llevarnos a disfrutar, no solo de las riquezas materiales sino también de las experiencias emocionales que acontecen al ser en las diferentes etapas de su existir, un mundo al que todos podríamos acceder.
El oráculo de Delfos en su versión extendida: “Conócete a ti mí mismo y conocerás al universo y los dioses” coincide con los upanishads (Sabiduria Hindú) en donde explica que “Atman” es “Brahman”. El problema que nos impide para desarrollar los valores o las virtudes, reside en que no hemos terminado de comprender lo que nuestros ancestros, la sabiduría antigua y las investigaciones sociológicas contemporáneas han demostrado, que conocerse asimismo es una puerta a la cual se accede, solo si construye la llave de respetar a otro. En nuestro pensamiento, reside el origen de nuestras acciones verbales o físicas.
La diversidad es aquel mosaico de posibilidades, una paleta de colores en donde las diferentes manifestaciones de la ideología se encuentran, eso permite construir una revelación de la consciencia, materializada en un poema, un dibujo, una novela, una película, surgidas de: un mal humor, el enamoramiento, la desilusión, el duelo, etc. Usted puede elegir entre ser cordero y o serpiente.
La magia no es otra cosa que la voluntad que tiene el hombre para transformar la materia. Sin voluntad no hay posibilidad para transformar nada. Usted puede elegir; entre seguir enojándose o disfrutar de serenidad, entre cambiar de pareja o mejorar su gestión de emociones, habrá situaciones que no pueda cambiar, como vivir una tormenta o evitar que un ciclo termine, pero si habrá otras que pueda evitar, siempre que usted tenga buenos recursos para conocerse a sí mismo e información veraz que le permita tomar las mejores decisiones. La creación es también el producto de la voluntad, sin esta nada es posible. Un maestro de Tai Chi mencionaba que el movimiento tiende a la vida, mientras que lo estático a la muerte, si bien no se refiere a la muerte explícita, habla más acerca de la experiencia que acontece de llevar una cimiente a su florecimiento, ya que esta exige: movimiento, cuidado, alimentación, protección, tiempo etc. para que florezca, de lo contrario su defunción será adelantada.

Comentarios