El regidor independiente Nabor Rojas cuestionó la donación de los terrenos de la Zona Plateada al Club de futbol Pachuca, donde hay un hotel y centro de convenciones, los cuales debieron ser utilizados para beneficio social y en cambio actualmente son propiedad privada.

El Club Pachuca se mama la riqueza del estado, lo cual ya no puede ser posible, consideró el regidor durante la quinta sesión de cabildo de Pachuca.

Los regidores aprobaron enviar a comisiones el planteamiento de Nabor Rojas, donde se solicita discutir la continuidad para el próximo año del convenio mediante el cual el ayuntamiento exenta al club del pago de impuestos a cambio de boletos, balones y publicidad.

Nabor Rojas indicó la mala distribución de la riqueza, ya que del éxito del club se han beneficiado solo unos cuantos. Y recordó que en la pasada administración municipal de José Tellería, la alcaldía intentó que la promotora pagara derechos, sin embargo el gobierno estatal intervino para que no sucediera.

El estadio Hidalgo es la cantina más grande y no paga derechos como agua, luz y licencias para vender alcohol, mientras que a una tienda le ponen trabas para operar. Incluso el instituto del deporte aporta 20 millones de pesos para el Club Pachuca, puntualizó.

En cuanto a los parquímetros, Nabor Rojas planteó revisar con la empresa el contrato, que consideró como “corrupto y ventajoso” desde el momento en que no fue llevado a cabildo para su aprobación.

Además, Comuni Park S.A de C.V distrae a los policías municipales para que apliquen las multas por sobrepasar los tiempos permitidos por los parquímetros, manifestó.

Comentarios