Lula se entregó a la Policía

157
Policía
En Curitiba le espera una celda de 15 metros cuadrados que ha sido preparada especialmente para él y en la que tendrá que cumplir su condena

Brasil.- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se entregó ayer a la Policía federal para cumplir la condena de 12 años que arrastra por corrupción.
Lula salió a pie del sindicato de metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo en un clima de tensión provocado por militantes que intentaron evitar su entrega a la justicia, y se dirigió a un vehículo de la Policía federal que le esperaba en las inmediaciones.
El exmandatario logró abandonar la sede sindical en su segundo intento, ya que la primera vez un grupo de simpatizantes rodeó su auto y le impidió avanzar.

En Curitiba le espera una celda de 15 metros cuadrados que ha sido preparada especialmente para él y en la que tendrá que cumplir su condena.
Lula, presidente de 2003 a 2010, es uno de muchos personajes renombrados de Brasil en verse envueltos en el que posiblemente sea el mayor escándalo de corrupción en la historia de Latinoamérica. Durante los últimos cuatro años, los brasileños han atestiguado operativos policiales y arrestos casi semanales de miembros de la élite, sean políticos o empresarios como Marcelo Odebrecht, exdirector general de la constructora Odebrecht.

La lista de funcionarios en la mira de la investigación “Autolavado” incluye al presidente Michel Temer, que asumió el poder en 2016 después de que la sucesora y protegida de Lula, Dilma Rousseff, fue sometida a un juicio político y expulsada del cargo.
Lula fue declarado culpable en julio de ayudar a una constructora a obtener contratos a cambio de la promesa de un apartamento. Él niega haber hecho nada ilegal en ese caso o en varios más por corrupción que aún no van a juicio. Un tribunal de apelaciones refrendó la declaración de culpabilidad en enero y los tres magistrados que revisaron el caso alargaron la sentencia a 12 años y un mes.

Comentarios