José Ángel Cobos-Murcia

Este 10 de mayo celebramos al elemento principal y fundamental de la familia que es la madre, porque participa protagónicamente en la educación y cuidado de todos los integrantes.

Pero hoy rendimos un pequeño tributo a las mujeres que además de su labor como madres se desempeñan profesionalmente en la carrera espacial, ya que la industria aeroespacial, por ser de vanguardia, es una de las más demandantes.

Comenzaremos por Anna Lee Fisher, la primera mujer y madre en el programa de astronautas de la NASA, que en 1978 fue parte de la tripulación en el transbordador espacial.

Química y madre de dos hijas: Kara Lynne y Kistrin Anne, esta última nació en 1983 y un año después la científica realizó su primera y única misión espacial con una duración de 192 horas para recuperar satélites dañados en órbita.

En 1988 solicitó un permiso para dedicarse a la crianza de sus hijas y se reincorporó en 1996 a los programas de misiones tripuladas en el transbordador espacial de la NASA y el control de astronautas en la Estación Espacial Internacional.

Su imagen se popularizó en 1985 con una fotografía disparada por John Bryson, publicada en la revista Life y que se convirtió en ícono de la cultura popular porque ha sido muy compartida en redes sociales y utilizada por bandas como Muse, MGMT, Incubus, The Arctic Monkeys, entre otros.

Nuestra siguiente madre espacial es la astrónoma Nancy Grace Roman, una gran activista del feminismo científico universitario a través de artículos y conferencias.

Despuntó su carrera en el laboratorio de Investigación Naval con el programa de radioastronomía. Finalmente, fue la primera jefa de astronomía de la oficina de ciencia espacial de la NASA y con ello responsable de un gran número de proyectos y programas, entre ellos el telescopio espacial Hubble, por lo que es llamada Madre del Hubble.

Por ello recibió varios reconocimientos, entre otros, un asteroide fue nombrado en su honor y la empresa LEGO creó una línea de juguetes llamada “Mujeres de la NASA”.

Anne McClain se encuentra actualmente en una misión en la Estación Espacial Internacional (ISE, por sus siglas en inglés) y tiene un hijo de seis años con el cual se ha tomado fotos oficiales de la NASA con su traje espacial.

Nicole Stott es la mamá con la misión más larga en la ISE en 2009 con una duración de 91 días, es ingeniera de vuelo en misiones del transbordador y en la ISE, trabajando para la NASA durante 27 años con 103 días en el espacio.

Karen Nyberg, ingeniera mecánica de la Universidad de Texas, voló en 2008 y en 2013 después de ser madre, con 180 días en el espacio. Actualmente es jefa de la rama de robótica.

Cady Coleman, química de la Universidad de Massachusetts, ha sido líder del equipo en misiones científicas con más de 180 días de vuelo espacial en la ISE y el transbordador Columbia, en donde realizó gran cantidad de experimentos; además, es flautista y toca en una banda.

Laurel Clark, cirujano de vuelo con 15 días en el espacio, fue una de las víctimas de la explosión en 2013 del transbordador Columbia al ingresar a la atmosfera terrestre, su hijo solo tenía ocho años.

Serena Auñon, médica de la Universidad de Texas con una residencia y certificación como oficial de la NASA en medicina interna espacial, con 196 días en el espacio como cirujano de vuelo.

Naoko Yamazaki, astronauta retirada de la agencia espacial japonesa, realizó sus estudios en ingeniería aeroespacial y participó en varias misiones entre 2008 y 2010 en la ISE.

Elena Kondakova, como cosmonauta rusa, participó en los programas de entrenamiento conjunto con la NASA y estuvo en el espacio por 178 días, tanto en la Estación Espacial rusa MIR como en ISE.

Claudie Haigneré, especialista en medicina y biología del deporte, fue la primera mujer en el espacio de la Agencia Espacial Europea y participó en la misión Casiopea.

Cualquiera que sea la profesión de una madre, siempre tendrá que ocuparse de sus hijos e hijas, pues la maternidad es una labor de la cual no hay jubilación ni retiro. Felicito a Flor, Chuma y Tere, mis Uranias Químicas que fueron y siguen siendo mis madres científicas. A mi madre Reyna y mi esposa Gris, que son las mujeres más importantes de mi vida.

Rocktor Cobos Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo
e-Ureka
@JACobosMurcia

Comentarios