Madruga gobierno a aficionado

115
deportes

“¡¿Y nosotros qué culpa tenemos?!”, exclamó un trabajador de limpieza con la desilusión reflejada en el rostro mientras observaba la explanada vacía

Pachuca.-

“¡¿Y nosotros qué culpa tenemos?!”, exclamó un trabajador de limpieza con la desilusión reflejada en el rostro mientras observaba la explanada vacía de la plaza Juárez ayer por la mañana.
Y es que la pantalla gigante y el brincolín, que habían adornado el lugar los días anteriores a la contienda electoral, desaparecieron de la noche a la mañana, justo después de que se hiciera oficial la tendencia a favor del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Tomado de la mano de su papá, un pequeño con la playera de México preguntaba por qué no estaba el brincolín. El papá, balbuceando algo, solo dio media vuelta y ambos regresaron por donde habían llegado.
La misma cara de sorpresa pusieron otros dos jóvenes cuando pisaron la explanada. Habían llegado con la intención de ver el partido, como ya lo habían hecho en los juegos de la fase de grupos, pero se toparon con una plancha vacía, solo con algunos trabajadores limpiando la basura que dejó el proceso electoral.

Una pequeña televisión en un puesto ambulante en los arcos que colindan con plaza Juárez fue la salvación para todos a los que les aplicaron el “madruguete”. Arremolinados frente al pequeño aparato nadie perdía detalle de lo que ocurría a kilómetros de distancia, en el estadio Luzhnikí.
La ilusión, primero; la resignación, después. Esta vez no hubo festejos, ni canticos, ni baile. Y otra vez, no habrá quinto partido.

 

Comentarios