Laura Mercedes Oyhantçaba*

Mercedes: Respecto a lo que decías del turismo… ¿Te consideras un turista?
Tony: ¡No!, mala palabra.
Mercedes: ¿Cómo te definirías?
Tony: Me considero un forastero.
Mercedes: ¡Forastero! ¡Qué interesante! ¿Qué es un forastero?
Tony: Se aplica a la persona que proviene de otro lugar.
Mercedes: ¿Cómo crees que te ven los de ese lugar al que llegas?
Tony: justamente así, por eso me gusta tener ese contacto, distinto al que tienen los turistas. Es un contacto de verdad. En mi caso, es poder tener un contacto descontaminado de lo que brinda el turismo, por ejemplo. Ver más la vida del lugar, la cotidianeidad del lugar, más original, simple, de raíz. Buscar el mercado del lugar, ver quién es el panadero, el verdulero. Yo quiero ser uno más.
Mercedes: ¿Intentas ser uno de ellos?
Tony: No, no podría nunca entenderlos, no podría adaptarme totalmente a la forma de vida. Siempre intento ser yo: Tony. Pero adaptarme a cada sitio, ser un forastero. Un forastero siempre está en búsqueda de trabajo, de ser quien es en cualquier parte del mundo, de adaptarse. El mochilero por el contrario no siempre trabaja, no siempre se queda.

*Entrevista incluida en el libro Brotes nómadas. Elegir el viaje como modo de vida en la sociedad actual. Una aproximación antropológica.

Lector: si también te gusta el vicio, te invitamos a unirte a este mal hábito. Envíanos tus textos con una extensión máxima de 5 mil caracteres (cuento, ensayo, poesía y otros géneros literarios) al siguiente correo: [email protected] . El editor te responderá de vuelta

Viajar como práctica estuvo siempre presente entre los humanos,
para expandir sus territorios, para conseguir recursos, para promover el comercio, por cuestiones religiosas, para explorar o investigar. Históricamente, los sujetos, con propósitos diversos, traspasaron las fronteras de lo familiar para participar de una pluralidad de encuentros e intercambios.
(…) en particular, busco responderme las siguientes preguntas: cómo se identifican y auto-representan estos viajeros, cuáles son sus motivaciones para vivir viajando, cómo se vinculan con otros viajeros o con personas locales, de qué forma habitan el tiempo y espacio y cuáles son sus prácticas de financiación para reproducir su modo de vida.
(Fragmento de la introducción de libro Brotes nómadas. Elegir el viaje como modo de vida en la sociedad actual. Una aproximación antropológica de Laura Mercedes Oyhantçabal).

*Nació en 1989 en Montevideo, Uruguay. Es licenciada en antropología. Ha dedicado su vida a viajar y estudiar. Vivió en Alemania, viajó por Latinoamérica y toda Europa y el resto del tiempo lo ha pasado estudiando fotografía, bellas artes, inglés y alemán.

En el camino

(fragmento)

Jack Kerouac*

Pero entonces bailaban por las calles como peonzas enloquecidas, y yo vacilaba tras ellos como he estado haciendo toda mi vida, mientras sigo a la gente que me interesa, porque la única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas.

 

*(Lowell, 1922-San Petersburgo, Florida, 1969)
Novelista estadounidense, creador del término beat para denominar una generación literaria surgida en su país en la década de 1950: su obra narrativa, sobre todo la emblemática novela En el camino, encarnó las experiencias y deseos de libertad de esa generación, representada también por A Ginsberg y W Burroughs, entre otros.

Comentarios