Los días de Hirving Lozano en México están contados. Cada vez cobra más fuerza el rumor de su traspaso a tierras europeas en lo que, se especula, sea una transacción histórica para nuestro balompié. Recientemente, Miguel Herrera tuvo a bien revelar a Univisión que el Chucky estaría arreglado con el Manchester City de Pep Guardiola, aunque sería cedido por dos años al PSV de Holanda, club donde militan Andrés Guardado y Héctor Moreno.
Previo a la semana del draft se manejó la intención de Chivas por hacerse de los servicios del Muñeco Diabólico. No obstante, la directiva ha mantenido firme su postura de liberar a Lozano únicamente al viejo continente. El equipo de comunicación y redes sociales de Club Pachuca así lo ha dejado entrever un sinfín de veces. Por ejemplo, en el video en el que le daban la bienvenida a los nuevos refuerzos, se expuso la posibilidad de realizar operaciones de compra y venta de jugadores en el mercado europeo, usando a Lozano como recurso visual para reforzar esta premisa.
Antes de que el entrenador de las Águilas desatara el vendaval de la especulación, la oferta de estufa provenía del Celta de Vigo de España, un club que ha ganado presencia importante en competencias europeas. Incluso, esta misma semana se hablaba de Turquía como la próxima parada de la joya Tuza. Con la baraja de oportunidades desplegada, Hirving tiene para seguirse cotizando, sobre todo si mantiene el nivel que mostró con selección el jueves a lo largo de la Copa Confederaciones a la que, sin duda, estará invitado.
Cuando se manejó la posibilidad del Celta, misma que fue reforzada con la visita del presidente del club español a Jesús Martínez y compañía, una de las condiciones supuestamente pactadas era que Lozano pudiese jugar el Mundial de Clubes. Es decir, que se mantuviera en la Bella Airosa seis meses más antes de empezar su aventura en el extranjero. Esta posibilidad ha quedado descartada, según nos dejan ver los fichajes realizados por Pachuca: Edwin Cardona –extremo por izquierda, igual que Lozano– y Edson Puch.
Pese a que el tema del exdelantero de Rayados debe analizarse aparte, lo cierto es que la directiva blanquiazul ya busca llenar el espacio que dejará Hirving Lozano, su máxima joya desde Héctor Herrera.

Comentarios