Las benditas películas musicales, esas historias donde todos los personajes deben entonar una canción para quererse, odiarse, adivinarse, separarse y reencontrarse. Me encantan, por eso, espero con alegría el estreno de Mamma mía dos, estelarizada por Meryl Streep y Amanda Seyfried, quienes vuelven a dar vida a madre e hija, Donna y Sophie. La historia ahora será narrada desde la perspectiva de la joven que de esa manera comprenderá la vida de su mamá.

Por supuesto, el eje del filme siguen siendo las canciones del famoso grupo Abba, ese cuarteto que se formó en Estocolmo al empezar la década de 1970. Sus integrantes eran los matrimonios formados por Benny y Anni-Fridi, Björn y Agnetta. Sus voces empezaron a escucharse en su natal Suecia, después en toda Europa y más tarde llegaron a América.

México no fue ajeno a sus canciones, así en radio Éxitos o en Radio 590 La Pantera, estaciones juveniles de aquella época, poco a poco las canciones más solicitadas fueron las de Abba, desde “Chiquitita” hasta la “Reina del baile”, desde “Honey honey” hasta “Todo para el ganador”. Su estilo pop, la sensibilidad de sus letras y hasta la simpleza de las mismas los hicieron favoritos de la juventud setentera. En 1982 decidieron separarse, pero ya había dejado una historia eterna que se escucha una y otra vez. Mi favorita, por siempre, es “Super trouper”.

Enfrentándome a 20 mil de tus amigos. ¿Cómo puede alguien sentirse solo?
Soy parte de un éxito que nunca termina, aunque solamente pienso en ti.

Hay momentos en que creo que me voy a volver loca.

Pero todo va a estar bien (Pronto tú todo lo cambiarás, todo).

Todo será tan diferente cuando esté en el escenario esta noche.

Sí, esta noche seré la súper estrella.

Las luces me encontrarán brillando como el Sol.

Sonriendo, divirtiéndome, sintiéndome la número uno.

Los brillos de los reflectores me van a cegar.

Pero no me sentiré triste como siempre.

Porque en algún lugar entre la multitud estarás sentado tú.

Seguramente en la segunda parte volveré a escuchar esa bella canción, así como otras melodías donde el amor, la ternura, la separación, el dolor y las pasiones, así como la fiesta, el gozo y las voces angelicales estarán presente dando coherencia a la historia de Donna, sus amores y sus amigas, aunque ahora aparecerá un nuevo personaje que será interpretado por Cher.

Yo tengo la certeza de que la película va un poquito más allá de enlazar las canciones de Abba, de hacernos cantar o bailar, la historia me permite palpar la relación siempre conflictiva pero leal entre madre e hija, la sororidad entre las mujeres, la posibilidad del amor sin importar la edad, los sueños realizados y la fuerza de la música para permitirnos salir bailando de una sala de cine, cante y cante “Super trouper”, entre coros sencillos, simples y pegajosos: chupapapa chupapapa…

Comentarios