Permítame presentarle sin preámbulo una invitación al maravilloso, emocionante, vertiginoso e inigualable Maratón Anual de Lectura (MAL) edición 2017, y aunque el año anterior esa competencia literal inició bien literalmente para luego decaer hasta casi difuminarse cual tinta bajo la lluvia, ya fueron reparados los conflictos logísticos para una mayor eficiencia en su seguimiento, tanto para el público como hacia los competidores.
No ahondaré sobre el MAL 2016 más que para solicitar una sincera disculpa por su falta de seguimiento, y ofrecer un té, café o bebida de su elección con su respectivo postre a quienes ingresaron entusiastamente a esta competición (en cuanto los encuentre) como medida paliativa inicial por mis descuidos.
Sin embargo, por su perseverancia, confianza y lecturas, sí hubo ganador 2016 y, aunque aún no llegamos a un acuerdo sobre los ejemplares del premio, me resulta grato anunciarlo al calce de este texto.
Ya pasando a materia actual, desgloso y explico que el Maratón Anual de Lectura es una competición amistosa pero aguerrida que no tiene fines lucrativos sino epidémicos, sustentada sobre el principio que el pasatiempo, solaz, deporte u oficio de leer (aunque se escriba lo contrario, sí es un oficio) es contagiado mediante el ejemplo más que por sugerencias, programas o, lo peor, exigencia.
Sabes o descubres que la lectura es satisfactoria cuando te sumerges en ella por gusto, curiosidad o contagio (como planteo) más que (horror de horrores) exigencia, aunque de pronto surgen ciertos requerimientos complementarios para maximizar esta actividad: una taza de café o té, cigarrillos o un felino pelaje que acicalar en el ínter.
Pero me desvío del tema toral al hacer un fugaz recuerdo o sugerencias para mayor beneplácito al leer; sin mayor prólogo y abordando el objeto de la invitación inicial, le desplego con entusiasmo el edicto para unirse al MAL 2017 o le dé seguimiento y se contagie. Será disfrutable, lo aseguro con certeza:

Bases

1. El Maratón Anual de Lectura (edición 2017) es una competencia que tiene como objetivo que los/las contendientes lean en el lapso evidente la mayor cantidad de libros posibles, logrando la victoria quien contabilice más ejemplares entre los rivales.
2. Podrán participar en el MAL 2017 cualquier persona o entidad pensante (individual) que ostente o anhele desarrollar gusto indomable por la lectura, sin importar pigmentación epidérmica, dimensiones, género, subgénero o metagénero; quedan excluidos intelectos conformados en Gestalt (saludos para Frederik Pohl) o inteligencias artificiales por su obvia agilidad lectora.
3. El lapso de contabilización bíblico iniciará el sábado 14 de enero y finalizará el sábado 23 de diciembre, siendo publicados los avances semanales de los competidores en este espacio.
4. Las inscripciones comienzan a partir de esta publicación y serán vigentes en el lapso que dure el MAL 2017; quien desee adherirse a esta competencia en el transcurso de la misma podrá hacerlo en cualquier momento, sin embargo contabilizará ejemplares leídos desde cero a partir de su inscripción.
5. El proceso de inscripción es tan sencillo como enviar un correo a la dirección que culmina esta publicación con el asunto “Deseo unirme al MAL”, y en el cuerpo del mensaje su género, autor y editorial predilecta, de tenerla (no se solicita ni edad, profesión ni CV).
6. Al ser una competencia donde predominará la buena fe y confianza, se procurará en lo posible entre quienes compitan que la extensión de los libros leídos sea variable: quedan invalidadas trampas de abordar solo ejemplares de, digamos, 100 páginas para mayor contabilidad.
7. De los premios: quien alcance la mayor cantidad de libros leídos en esta competición será declarado/a “Campeón/a indiscutible del Universo”, además de ser acreedor a un lote de libros (a tratar) en valor equivalente a media quincena de lo que quien transcriba esté ganando cuando finalice el año (a menos que encuentre patrocinadores y aumente el monto).
8. La participación en este MAL supone la aceptación de estas bases. Cualquier irregularidad en el transcurso de la misma será resuelta con la mayor sensatez entre la entidad convocante.
Y ahora, el momento esperado por todo un año, el anuncio del incuestionable ganador de la edición anterior, vencedor irrefutable del cuarteto inscrito en el frenético maratón 2016, [redoble] el ínclito, célebre, lector incansable de amabilidad privilegiada, [trompetas] declarado por la autoridad conferida como “Campeón indiscutible del Universo” [confeti]: ¡Leonardo Muñoz Jarillo!, quien contabilizó 33 libros durante el año [¡hurras!, ¡porras!, ¡lágrimas!, ¡la “Marcha de Zacatecas”!].
¿Cree que fue una cantidad considerable o quedó corto? ¿Cree que puede vencerlo ahora que, según mis fuentes, piensa refrendar su título? Inscríbase a este su maratón lector y adéntrese en la aventura.

[email protected]

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorComodines
Artículo siguientePresenta FIFA trofeo The Best
Egresado de la UAEH, amante de la ciencia ficción, cafeinómano empedernido y simpatizante indiscriminado del chocolate