Maratónica audiencia de Gabriela Mejía

4186
Mejía
Comenzó cerca de las cero horas del lunes y hasta la medianoche de ayer continuaba

Pachuca.-

Hasta la medianoche de ayer continuaba la audiencia inicial de la contadora de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Gabriela Mejía Valencia, misma que comenzó cerca de la misma hora del lunes; no obstante, se estimaba que concluyera durante la madrugada.
De acuerdo con la defensa de Mejía Valencia, quien hasta ayer llevaba más de 72 horas retenida, la funcionaria podría continuar su proceso en libertad luego que ayer por la noche la jueza le había fijado como condición acudir cada dos meses a firmar en la unidad de medidas cautelares, lo anterior tras decretar de legal el delito del que se le acusa.

Durante la audiencia que inició cerca de las cero horas del lunes, el agente del Ministerio Público indicó que a la funcionaria universitaria se le acusaba de presuntos ultrajes a la autoridad, hechos que habrían ocurrido luego de supuestamente resistirse a bajar de su vehículo tras verse involucrada en un accidente de tránsito el viernes.

No obstante, la defensa presentó diversos medios de prueba, entre ellos videos y el testimonio de al menos tres personas para tratar de desestimar dichas acusaciones en busca de la libertad de Mejía Valencia; sin embargo, y pese a todo lo expuesto en la audiencia, la jueza consideró de legal la detención de la contadora universitaria.
Durante su declaración, Gabriela Mejía, quien dijo laborar como coordinadora de administración y finanzas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) desde hace 17 años, aseguró que en todo ese tiempo nunca ha tenido problemas en su trabajo; asimismo, detalló cómo habrían transcurrido los hechos previos y durante su detención.

Describió que esa tarde se dirigía a Tulancingo para realizar actividades propias de su encargo, por lo que en compañía de otro funcionario cargó su vehículo con la documentación y todo lo necesario para llevar a cabo su labor y ambos salieron con dirección a su destino.
Posteriormente, indicó que un retén de policías los detuvo a la altura de Pachuquilla, lugar en donde un oficial le pidió sus documentos para verificar la legalidad de su vehículo, pues estaban en busca de automóviles con reporte de robo; tras lo anterior, la contadora externó que accedió a proporcionárselos, no obstante, el oficial le habría pedido descender de su vehículo para realizarle una revisión, acción a la que ella se negó al considerar que no estaba cometiendo ningún delito.

Acto seguido, relató que otro vehículo se impactó con el suyo, motivo por el que los oficiales comenzaron a insistir en que debían remolcar la unidad al corralón; sin embargo, Mejía Valencia puntualizó que les pidió aguardar a la aseguradora, pero ante la insistencia de las autoridades, y luego del arribo de más personas que comenzaron una discusión con los elementos, optó por subir a su vehículo para resguardarse hasta que llegara el seguro o algún abogado.
Sin embargo, describió que habría sido remolcada al interior de su vehículo y bajada por la fuerza al llegar a la unidad de detención, luego de la confrontación entre quienes pretendían evitar que fuera trasladada y los elementos policiacos, acciones que incluso incluyeron ataques con gas lacrimógeno, según contó un testigo.
Pero el testimonio de Gabriela, así como el de los tres testigos y las pruebas presentadas en video, no fueron suficientes para que la jueza rechazara la versión del Ministerio Público y decretara de ilegal la detención, por lo que la funcionaria de la UAEH deberá continuar su proceso hasta determinar su situación legal.

Catean casa de vicepresidente del Patronato Universitario

El domingo por la noche el domicilio del contador Carlos García, vicepresidente del Patronato Universitario, fue cateado por elementos de la Policía estatal, lo cual fue confirmado por el rector Adolfo Pontigo.
Los hechos ocurrieron cerca de la medianoche cuando un grupo de policías estatales e investigadores accedieron al domicilio del funcionario de la Autónoma de Hidalgo ubicado en el fraccionamiento Constitución, en Pachuca.
No obstante, hasta el momento ni las autoridades policiacas, ni de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) han emitido una versión oficial de los hechos.

Comentarios