Para solicitar al gobernador Omar Fayad apoyo económico ante la falta de ingresos

Los afectados comentaron que el jueves un grupo de operadores acudieron

a las oficinas de la Semot, sin embargo no pudieron entablar diálogo con el titular de esa secretaría

Pachuca.- Debido a la baja de ingresos ante la disposición de reducir en 50 por ciento el cupo de sus unidades, choferes de la Zona Metropolitana de Pachuca realizaron ayer una marcha para solicitar apoyo del gobierno estatal, puesto que al día ganan máximo 50 pesos, lo que les impide solventar sus gastos.

Los afectados realizaron una marcha pacífica ayer por la mañana, la cual inició antes de las 10 horas en las inmediaciones de plaza del Valle de Pachuca y que concluyó en el palacio de gobierno en plaza Juárez, donde esperaron a ser atendidos por alguna autoridad.

Comentaron que el jueves un grupo de operadores acudieron a las oficinas de la Secretaría de Movilidad y Transporte (Semot) donde los atendió el director del Sistema de Transporte Convencional de Hidalgo (SCTH) Alexandro Xavier Aquino Ortega, sin embargo su actitud fue déspota y prepotente, sin querer entablar diálogo con ellos ya que dijo solo hablaría con los concesionarios, además les pidió que hicieran un escrito formal y que no se manifestaran.

Por tanto, al no tener atención de la dependencia a la que corresponde la situación del transporte público, ayer decenas de operadores marcharon para solicitar al gobernador Omar Fayad apoyo económico ante la falta de ingresos; algunos coreaban “fuera Aquino, fuera Aquino”, tras la omisión del funcionario.

A favor de las disposiciones de salud En entrevista, Alejandro Amador y Ana Guadalupe Macel, en representación de los afectados comentaron que los trabajadores del volante respetan la contingencia y las disposiciones implementadas por la Secretaría de Salud y el gobierno del estado, de sólo transportar ocho pasajeros por media vuelta, ya que el cupo es de 16 personas.

“No estamos en contra, nosotros las respetamos, pero al final de la jornada laboral que es de 16 horas, desde las 5:30 de la mañana a las 9:30 de la noche nos queda nada de dinero”, explicaron, ya que en un día sacan de cuenta 600 pesos, pero la unidad se lleva 550 pesos de gasolina, y sólo les restan 50 pesos por tantas horas de trabajo.

Por eso solicitaron el apoyo del gobierno estatal, “somos una parte vulnerable de la sociedad por la contingencia que está viviendo el país, el presidente lo dijo, a apoyar a los pobres, y nosotros somos pobres y no tenemos otra entrada. Tenemos hambre”.

Comentaron que acatan las disposiciones, tan es así que compran los cubre bocas y guantes que salen en 10 y 20 pesos cada uno, y no quieren llenar las combis para no exponer a los pasajeros, “queremos que se pongan en lugar de los choferes, a quienes tanto critican siempre, de todas las rutas, también tenemos familias, tenemos hijos y tenemos que darles de comer”.

Señalaron que no tienen dirigentes, ya que todos son compañeros de las diferentes rutas de transporte, tanto de colectivos como individual, que quieren un apoyo en lo que pasa la contingencia por el coronavirus, “queremos encontrar una solución, no queremos problemas, tan es así que estamos trabajando, las unidades de las diferentes rutas y taxis están trabajando”.

Comentarios