María y los rostros del feminicidio

1108
ESPECIAL

Pachuca.-María Salguero tiene 38 años, estudió geofísica y desde 2016 se dedica a recabar en una aplicación de la plataforma Google, datos de los feminicidios que ocurrieron a lo largo y ancho del país.
María se dedica al negocio familiar y paralelo a ello, acude a cursos de periodismo de investigación y trabaja los mapas donde, a decir de ella, busca dar rostro a las víctimas de feminicidio en el país.
“Empecé con la Guardería ABC apoyando a los papás en las marchas, tratando de que el expresidente Felipe Calderón los recibiera… nos organizábamos para las manifestaciones por Twwiter, Facebook y después comenzamos a trabajar con temas de desaparecidos, empecé a mapear las víctimas.”
Luego de trabajar las bases de datos sobre desaparecidos en 2014 y tras notar un aumento “indiscriminado” en la violencia en 2015, María se convenció de mostrar lo que ocurría en el país. “Ese aumento me llevó a decir tengo que hacer algo, a mí lo que me gusta es mapear y generar bases de datos, voy a generar una de feminicidios”.
Dijo que otro factor que la llevó a realizar ese mapa fueron dos asesinatos de mujeres que la impactaron, pues las mataron para robarles a sus hijos. Entonces María decidió realizar mapas y bases de datos sobre feminicidios sin perder en cuenta que cada número era una persona y necesitaba un tratamiento humano.

El mapa

Aprendió a tratar los mapas desde la escuela cuando en su carrera realizó levantamientos geofísicos y geomagnéticos en donde plasmaban en Google la coordenada donde se encontraban.
Comenzó a generar bases de datos con información de la Procuraduría General de la República (PGR), sin embargo, esas cifras solo ofrecían datos duros sobre lo que pasaba respecto a la muerte de mujeres, y María, en su afán por dar rostro a las víctimas, decidió buscar más.
Recabó la información donde podía acceder al nombre y datos más específicos como dónde vivían, modo en que fueron asesinadas y escenario del crimen. La nota roja de los periódicos nacionales y de portales de diarios locales comenzó a arrojar datos que más tarde se convirtieron en las categorías que abarca el mapa.
Entonces, desde enero de 2016 con datos de la prensa, que hasta la fecha trabaja, subió información a una base de datos de control interno y a partir de ahí creó el propio para acceso de las personas en la plataforma Google Maps.
¿Qué incluye?

La aplicación muestra con una cruz interactiva los asesinatos a mujeres desde el primero de enero del año pasado hasta la fecha. Cuenta con registro de todos los feminicidios del país y al seleccionar cada caso presenta nombre, número, fecha y hora del delito, dónde ocurrió, el rango de edad que presentó la víctima, por quién fue asesinada y el estatus del feminicida.
“Además incluye si fue feminicidio directo o indirecto, transfeminicidio, si fue una tentativa, feminicidios por conexión”.

Que las personas sepan

Los objetivos de María con el mapa fueron dar rostro a las personas que fueron víctimas de ese delito, seguimiento sobre qué ocurrió con sus asesinos y que las personas supieran que el delito no es exclusivo de dos entidades.
“No es un problema del Estado de México o de Ciudad Juárez nada más, yo quería que la gente se enterara de esos y el mapa lo logró solo, sin explicar nada, solito el mapa lo explicó.”
A partir del auge que tomó el mapa, María seguirá entre tres y cuatro años, mientras tanto, junto con la asociación Chicas Poderosas, que se dedica a las mujeres y medios de comunicación, elegirán historias de vida y las publicarán para que esos nombres no queden en el olvido

Hidalgo

A nivel nacional en número de casos el Estado de México ocupa el primer lugar en ese delito, Guerrero es el más alto en feminicidios por cada 100 mil habitantes, mientras que Hidalgo registró durante 2016 32 casos y 1.38 por cada 100 mil habitantes. “Hidalgo no está tan denso a comparación de otros, no existen tantos casos, podría ser porque no existen o porque no tengo tantos datos de esos casos.”

¿Solución al feminicidio?

“Yo no tengo idea de cómo frenarlo, lo único que hice fue visualizar, necesitan ser contadas las historias de vida de las víctimas porque luego tienden a criminalizar a la víctima, es que andaba sola, andaba de noche.”
Dijo que el principal punto es entender qué pasa en el país y saber que cada cifra que conocemos es una persona que tuvo historia. María trató entonces de humanizar las cifras, como ella misma lo dice, de que supieran que son personas.

Rating: 4.0. From 1 vote.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorRáfagas
Artículo siguienteCongelados, ahorros por reducción de nómina
Egresado de la UAEH, aprendiz de alquimista, o sea de reportero. Vagabundo de la vida y redactor en construcción. Amo el periodismo y la radio ninguno más que el otro. @davidpadillacor